Skip to content

Conocido cazador furtivo es condenado a 30 años en un caso histórico

EL hombre cazaba elefantes en el congo y llevaba años impune hasta hace poco.

El hombre, conocido como ‘’el carnicero de Nouabale Ndoki’’ ha sido condenado recientemente a 30 años de prisión.

Su nombre real es Mobanza Mobembo Gerard y ha sido enjuiciado en el tribunal penal del Congo recientemente.





Durante su juicio se demostró que era culpable del trafico de marfil de elefantes los cuales eran cazados de manera furtiva y además; según parece el hombre se encontraba también en posesión de armas militares e incluso intentó acabar con la vida de muchos guardabosques.





El hombre esta condenado a pagar 38 millones de francos Centroafricanas, alrededor de 60,000 euros en concepto de indemnización a los guardabosques a los que atacó.

Esta sentencia se convierte en la más dura para un cazador furtivo en el país africano, con casos precedentes de alrededor de 5 años de prisión.





La orden de captura y detención de este hombre comenzó hace varios años, después de que participara en un tiroteo entre sus hombres y los guardabosques del Parque Nacional del Congo Nouabalé Ndoki, durante el que varios guardabosques resultaron heridos.

El director Regional señala que La sentencia es la culminación de más de tres años de trabajo de la Unidad de Delitos contra la Vida Silvestre y el Departamento de Lucha contra la Caza Furtiva del Parque Nacional Nouabalé-Ndoki.

El Parque Nacional cubre más de 4,000 km cuadrados de superficie ocupadas por selvas tropicales y multitud de especies animales y vegetales protegidas.