Skip to content

Construyen un puente para monos sobre una autopista para salvar a una especie en peligro de extinción

Hicieron un corredor natural para que los monos puedan trasladarse de una parte del bosque a otra.

Con el crecimiento poblacional y la construcción de nuevas carreteras en Brasil se empezó a afectar de manera drástica la población de una especie de mono llamada tití león dorado, por lo que esta situación llevó a un grupo de ambientalistas y conservacionistas del país carioca a construir un puente ‘peatonal’ para monos sobre una de las autopistas más transitadas de Río de Janeiro como un esfuerzo para ayudar a la especie a salvarse del peligro de extinción.




Los defensores de esta especie, vieron esta medida como una importante ayuda para los monos titíes león dorado puesto que el Bosque Atlántico del estado de Río de Janeiro es el único sitio en el mundo donde aún se puede encontrar a esta especie en estado salvaje.
Según informaron medios locales, los expertos vieron una disminución importante en el número de individuos de esta especie después de que se construyó la autopista, lo cual separó el bosque y generó que los monos titíes león dorado tenga un espacio limitado para vivir, pero ahora con la construcción del puente peatonal para monos, que está lleno de árboles nativos, se espera que los titíes león dorado utilicen este acceso para poder trasladarse y lleguen a áreas más boscosas.




“Los científicos han demostrado que la población que vive allí estaría completamente aislada del otro lado de la carretera y eso crearía un problema real en términos de conservación”, comentó Luis Paulo Marques Ferraz, director ejecutivo del proyecto de metapoblación que trabaja para ayudar a proteger la población de titíes león dorado.
“Genéticamente esa población estaría aislada y eso es realmente malo. Necesitamos un gran bosque protegido y conectado”, agregó.
Y es que aunque las autoridades estuvieron trabajando durante muchos años para la conservación de la especie, lamentablemente en el 2018 hubo un brote de fiebre amarilla que provocó la muerte del 32% de la población y agravó aún más la situación. Posteriormente, realizaron estudios y en la actualidad se estima que solo hay 2500 titíes león dorado en estado salvaje, por lo que esperan que el puente pueda ayudar a aumentar estas cifras a largo plazo.




Además, el director ejecutivo mencionó que en el puente plantaron árboles y arbustos para formar un corredor natural que pueda ser atractivo para los monos y así poder unir el bosque. Sin embargo, Ferraz precisó que para una población de 2000 titíes león dorado se debería de tener por lo menos 25.000 hectáreas de bosque pero debido a la tala para construcciones y carreteras, los monos han perdido cerca de 95% de su hábitat natural.
“Es por eso que este puente aquí fue tan estratégico e importante para el programa de conservación”, concluyó Ferraz.