Skip to content

Dueño abandona a perro-lobo en un refugio para ser sacrificado, por suerte este santuario lo salvó

Cuando el dueño de este increíble animal vio que tenía muchas necesidades decidió sacrificarlo. Afortunadamente este santuario lo rescató.

La fuerza, los instintos increíbles, la inteligencia aguda y las habilidades sociales del lobo es lo que los ha convertido en uno de los animales más respetados del mundo. El impresionante animal ha aparecido en leyendas, libros, películas, pinturas y otros productos de la cultura durante siglos, lo que lentamente nos enseñó a apreciarlos aún más. Miles de años atrás, el hombre logró domesticar algunas especies que evolucionarían a lo que hoy son los perros, quienes actualmente son los mejores amigos del hombre.  Con la idea de combinar lo mejor de ambos mundos, personas han criado los llamados perro-lobo. Estos animales son básicamente una mezcla de lobo y perro doméstico, los cuales son miembros de la misma especie Canis.

Yuki es uno de los perros lobo con mayor parecido a un lobo en el santuario donde se encuentra actualmente. “Sus pruebas de ADN se recuperaron como 87.5% de lobo gris, 8.6% de husky siberiano y 3.9% de pastor alemán”, menciona Brittany Allen, una miembro del personal del Shy Wolf Sanctuary.





Esta foto de Yuki le ha dado la vuelta al mundo pues se ve tan gigante que es intimidante. La chica de la foto, Brittany Allen, quien mide 1.62 m, dijo que Yuki no es tan grande como aparece en la foto y pesa alrededor de 55 kilos.

Personas en Internet denunciaban que la fotografía de Yuki había sido editada digitalmente. Brittany decidió responder de manera hilarante con una imagen de Yuki en Instagram. En la descripción se puede leer: “La cara que hacemos cuando la gente dice que la foto de Yuki es editada… Son solo sus ángulos gordos. Todos tenemos uno”.

La foto ha atraído mucha atención, ayudando a crear conciencia y contar la trágica y conmovedora historia de este majestuoso perro-lobo que recibió una segunda oportunidad en la vida cuando fue rescatado por el Shy Wolf Sanctuary.

“Lo rescatamos de una situación de mascota fallida en casa. Alguien lo compró a un criador y se dio cuenta de que era demasiado grande para manejarlo. A los 8 meses de edad lo dejaron en un refugio donde sería sacrificado. Entramos y le proporcionamos un hogar y él ha estado con nosotros desde entonces “, dijo Brittany Allen.





“Yuki vino a nosotros en 2008. Tenía una salud razonablemente buena en comparación con muchos de los animales que venían a nosotros y tenía una personalidad muy abierta inicialmente”. Poco después de llegar al santuario, una pierna de Yuki se atoró en una palmera lo cual causó una herida en su rodilla trasera derecha. La herida terminó con un total de 5 cirugías para finalmente repararla y en ese momento Yuki se volvió agresivo”, agregó uno de los directores de Shy Wolf Sanctuary.

Los voluntarios de Shy Wolf Sanctuary compartieron fotos de Yuki en su nuevo hogar a partir de 2012 y sus primeras impresiones de su personalidad: “Yuki ama a las mujeres y es muy manso con ellas”.

“Yuki es uno de esos animales que te deja saber si te quiere en su territorio o no. Tiene un grupo muy pequeño de mujeres que permite estar en su recinto “dice Judy, voluntaria de Shy Wolf Sanctuary quien se ha ganado la confianza de Yuki.





Fundado en 2001 por Nancy Smith, el Shy Wolf Sanctuary Education and Experience Center ofrece refugio y rehabilitación a lobos criados en cautiverio y salvajes, y otros animales exóticos. Una propiedad de más de una hectárea en Naples, Florida, se convierte en un hogar permanente para más de 60 animales exóticos criados en cautiverio o rescatados cada año.

La misión de esta organización sin fines de lucro es “volver a conectar a las personas y los animales a través de la educación”, de modo que el personal y más de 30 voluntarios activos trabajen durante todo el año no solo para ayudar a los animales descuidados, sino también para educar al público sobre la importancia de proteger a estos animales.

Los servicios de animales domésticos consideran que los perros lobo no pueden ser aceptados, por lo que Shy Wolf Sanctuary es, literalmente, su última esperanza de obtener ayuda y encontrar un hogar para siempre.

La mayoría de los lobos se alejan de las personas y no son agresivos con ellos por naturaleza, pero con los perros lobo, siempre es un caso único. Los perros lobo son una mezcla de rasgos, lo que resulta en patrones de comportamiento menos predecibles en comparación con el lobo o el perro. Así que con la adopción de estas razas vienen desafíos únicos que las personas a menudo no conocen. Especialmente cuando se compra como un cachorro, es imposible predecir cuánto lobo habrá en un animal.





“En mi opinión, los perros lobos son un poco más difíciles porque no sabes exactamente cuánto comportamiento de lobo o de perro tendrán. Yuki no es necesariamente más social contra los lobos puros. Tenemos lobos puros que huirán cuando vean nuevas personas porque generalmente son animales tímidos . Yuki, sin embargo, correrá directamente hacia una nueva persona y si no le gusta se volverá agresivo con ellos. Con los lobos puros, una vez que te conozcan y se sientan cómodos contigo, pueden ser cariñosos y amorosos, pero siempre serán lobos que no puedes interponer en el camino de ellos y su comida, y debes respetar sus límites. Ambos son sociables con las personas que aceptan en su espacio, pero también son muy selectivos”.

“Hoy en día, Yuki es uno de los animales más interesantes del santuario. No es un tipo fácil de conocer, pero tiene una pequeña cantidad de voluntarios con los que se ha unido”, dijo Jeremy Albrecht.





Después de años de dar calidez y un hogar amoroso a Yuki, el santuario recibió una noticia desgarradora de que el perro lobo ha sido diagnosticado con cáncer de sangre.

“El año pasado le diagnosticaron cáncer y desafortunadamente es terminal. Hemos lidiado con este cáncer en particular antes y, en última instancia, no se sabe realmente cuán rápido lo atrapó y cuánto tiempo tiene. Yuki ha estado luchando durante bastante tiempo y persevera, por lo que es un asunto habitual mientras disfrutamos de nuestro tiempo con Yuki. Cuando llegue el día en que comience a mostrar síntomas, como siempre lo hacemos, tomaremos las decisiones correctas para la calidad de vida de Yuki “, dijo Jeremy Albrecht. “Decir adiós a uno de nuestros animales siempre es difícil para nuestro personal y voluntarios, y Yuki no será diferente. Pero es importante recordar que, si bien muchos de estos animales tienen comienzos difíciles, sus historias siempre tienen un final feliz una vez que llegan al Shy Wolf Sanctuary.

Parece que la vida sigue desafiando a Yuki, pero estamos seguros de que Shy Wolf Sanctuary es el lugar adecuado para obtener mucho amor, cuidado y tratamiento incondicionales.

Entrevista otorgada a Bored Panda