Skip to content

Esta cisne negro sorprendió a todos con sus crías

Nadie se explicaba cómo es que sucedió

El color de la piel, el color del cabello, el peinado, la ropa o la religión. Muchas de estas cosas son atributos superficiales, pero en el interior todas las personas realmente son muy parecidas.

Y uno puede pensar que esto debe ser así también en el reino animal, pero pues no siempre es tan fácil.

La historia del cisne negro Ginny nos muestra esto ¡y también nos muestra por qué el amor siempre le gana a todo!

Esta es Ginny, una cisne negra muy elegante.





La linda cisne había sido salvada de abuso y maltrato animal y se la habían llevado al santuario de animales Carolina Waterfowl Rescue, donde esperaban que pudiera tener una vida segura y conseguir nuevos amigos.

En el santuario habían muchos pájaros y animales lindos, no habían personas malas. Pero las cosas no salieron como habían pensado.

Por alguna razón los otros cisnes no estaban muy contentos con la llegada de Ginny, así que en vez de darle la bienvenida empezaron a rechazarla y asustarla. La acosaban.

Ginny se sentía tan sola que buscaba a las personas para estar con ellas en cambio de estar con los animales.

“Ella empezó viniendo a la casa, para hablar y pasar tiempo con sus amigos humanos”, dice Jennifer Gordon, jefa en Carolina Waterfowl Rescue (CWR).

Todos los voluntarios en el santuario quedaron muy mal y tristes cuando vieron la terrible situación por la cual Ginny estaba pasando.

Pero luego comenzó a pasar algo.

Ginny empezó a a hacer un nido y puso seis huevos. Cuando el personal del santuario los revisó se dieron cuenta que todos los huevos habían sido fecundados.





Pero nadie sabía quién era el padre ¿Ginny cómo había encontrado un amigo cuando parecía que todos los cisnes la odiaban?

Normalmente el santuario CWR no trabaja con crianza de animales. Pero esta vez no tenían el corazón de quitarle las crías a Ginny.

Esperaban que la nueva familia de Ginny la pudiera ayudar a otra vez estar feliz y sentir un poco de esperanza.

CWR empezó a publicar cosas de Ginny y sus huevos en su página de Facebook. También transmitieron en vivo para que la gente pudiera ver cuando sus crías nacieran.

Pronto, cuando miles de ojos estaban pegados de la pantalla, unos picos empezaron a salir de las cáscaras de los huevos. Gente de todo el mundo vio cuando seis cisnes llegaron al mundo.

Unos minutos después el personal de CWR entendió quién podía ser el padre de las crías.

Creen que el padre es otro cisne negro que se llama Diablo, pero todavía no están seguros de cómo pasó realmente todo. ¡Sigue siendo un pequeño misterio!





El hábitat original del cisne negro es Australia y las islas del alrededor. Desde mediados de 1800 también vive en Nueva Zelanda.

Aunque Ginny tal vez todavía no se ha acostumbrado a los otros pájaros del refugio estamos seguros de que sus tiernas crías le van a dar mucha felicidad y fuerza.





h/t: Bles