Skip to content

Estas extrañas tortugas albinas parecen estar hechas de llamas

Los increíbles animales lucen como pequeños dragones. 

Los animales albinos nos sorprenden con su inusual belleza. El albinismo es un trastorno genético que produce una reducción o ausencia total del pigmento melánico de ojos, piel y pelo. 

Generalmente, las tortugas albinas son de color blanco, pero existen algunas que tienen patrones rojos y amarillos, lo que las hace lucir como pequeños dragones hechos de fuego o criaturas de otro mundo. 





Estos hermosos animales dan la impresión de haber sido pintados, pero el único artista que influyó en ellos fue la madre naturaleza. 

Existe diferentes especies de tortugas albinas, algunas pueden parecer de un amarillo sólido sin muchos patrones, otras presentan manchas y líneas de colores como el rojo. 





El albinismo funciona de manera ligeramente diferente con tortugas, lagartijas y otros reptiles que con aves, humanos y otros mamíferos. Generalmente, los reptiles albinos tienen un pigmento restante en la piel, es por eso que pueden verse rojos, anaranjados, rosados o amarillos. 





Por desgracia, la mayoría de los animales albinos tienen una vida llena de complicaciones porque a menudo tienen problemas de visión y son fáciles de detectar para los depredadores. 

Sin duda, estos animales son sorprendentemente bellos.