Skip to content

Este adorable animal parece la mezcla de un ratón, un canguro, un cerdo y un conejo

Te vas a derretir con lo lindo que es este animalito. 

¿Alguna vez pensaste ver un animal con cuerpo de ratón, hocico de cerdo, patas traseras que parecen una mini versión de un canguro y con orejas de conejo?

¡Pues si existe! Se llama jerbo de orejas largas y es un extraño animalito que ciertamente es un regalo de la naturaleza. 





 

Aunque en el mundo animal no siempre hay simetría en las extremidades de los animales, el jerbo de orejas largas tiene características que lo hacen un animal realmente interesante, ya que mide entre 7.11 a 8.89 centímetros de largo, pero ¡Su cola es el doble de su tamaño!

Esto lo convierten en un roedor parecido a los ratones pero con patas, orejas y cola muy largas en comparación al resto de su cuerpo.  Específicamente sus orejas miden cerca de dos tercios de su cuerpo y de hecho, es el animal con orejas más grandes en relación a su tamaño de todos los animales que se tiene registro en el mundo. 

Otra característica especial de los jerbos de oreja larga es que sus patas traseras parecen una mini versión de un canguro, lo que les permite saltar muy alto considerando su tamaño. Por otro lado, sus patas delanteras son pequeñas y no las utilizan para saltar ni para moverse en general. 





 

El roedor fue descubierto recientemente durante una expedición de la Sociedad Zoológica de Londer al Gobi en que realizaban el rodaje de una película en estado salvado en el año 2007.

Una de las razones por la que fue descubierto hace poco tiempo, es que este pequeño animal es un roedor nocturno y durante el día duermen dentro de madrigueras subterráneas. Y tienen una expectativa de vida de alrededor de 2-3 años. 





 

El jerbo de orejas largas vive en los desiertos del sur de Mongolia y el noroeste de China y su alimentación se basa principalmente en insectos voladores. 

Talia Yuki Moore, una estudiante graduada de Harvard que estudia la locomoción de tres especies de jerbos mencionó a National Geographic que “Los jerbos tienen una locomoción muy errática, adoptan una trayectoria en zigzag y pueden saltar varios metros tanto vertical como horizontalmente, aunque por lo general son del tamaño de un puño”.