Skip to content

¡Imagen de fantasía! fotógrafo captura a dos abejas durmiendo abrazadas dentro de una flor

Generalmente vemos a las abejas trabajando pero también tienen que descansar y lucen adorables. 

Las abejas son los polinizadores más importantes del mundo de cultivos alimentarios. De hecho, se estima que un tercio de los alimentos que consumimos cada día se basa en la polinización principalmente por las abejas. Pero por más que estemos acostumbrados a verlos trabajando, estos insectos también necesitan dormir. Recientemente, el fotógrafo de vida silvestre Joe Neely capturó a dos abejas acurrucadas en una flor, y la foto muestra un lado hermoso de ellas que rara vez presenciamos.

Joe y su novia, Niccole, salieron a buscar flores de amapola para unas fotografías. En el camino de regreso observaron un parche de flores rosadas junto a la carretera así que se detuvieron para tomar algunas fotos.





Niccole estaba tomando unas fotografías a las flores y escuchó a unas abejas zumbando y se dio cuenta de que algunas de las flores tenían abejas dentro y no se movían.

Según el Servicio Forestal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, los nidos de la abeja globo se encuentran comúnmente en un suelo parcialmente compactado a lo largo de los márgenes de caminos de tierra en el oeste de los Estados Unidos. El mundo de las abejas malva juega un papel importante en la reproducción de las flores. “Las abejas se cubren de polen visitando las flores, la mayor parte de este polen se prepara en la canasta de polen en las patas traseras y se lleva al nido”, escribe la organización en su sitio web.





Cuando se trata de dormir abejas, hay algunos detalles interesantes. “No tienen párpados, por lo que no se puede mirar a las abejas con sus ojos cerrados,” Brandon Hopkins, un investigador de abejas en la Universidad Estatal de Washington, dijo . “Al observar cuidadosamente a las abejas, los científicos han descubierto que dejan de mover su antena y, en algunos casos, se caen de lado”. Los matices de cómo exactamente y dónde duerme una abeja dependen de dónde vive. Después de todo, hay más de 20,000 especies conocidas de abejas que viven en nuestro planeta.

Las abejas, por ejemplo, trabajan día y noche y se turnan para dormir dentro de la colmena. Sus patrones de sueño cambian a medida que crecen. Las abejas más jóvenes duermen menos, pero las más viejas descansan entre 30 minutos y una hora y media cada noche, y toman pequeñas siestas de unos 15 a 30 segundos a la vez. Pero estas dos abejas se abrazaron juntas en la flor e hicieron la composición perfecta, presentando a Joe lo que se convirtió en su fotografía ganadora del día.

Una increíble postal que nos regala la naturaleza y afortunadamente Joe estuvo ahí para capturarla.

Créditos fotografías: Joe Neely