Skip to content

Familia pasa 12 horas en su carro para que su perrita pudiera dar a luz

La familia llevó a la perrita al carro porque era el único lugar cálido, ya que su casa estaba sin electricidad por la gigantesca tormenta de nieve en Texas.

Esta historia ocurrió en la localidad de Fredericksburg en Texas, Estados Unidos, cuando una perrita embarazada fue encontrada deambulando por las calles y al ver que estaba sola y en un avanzado estado de gestación, fue llevada al Hill Country S.P.C.A. una organización sin fines de lucro que ayuda a animales rescatados.






Posteriormente, la organización encontró un hogar de acogida para ‘Maggie’ y fue trasladada a la casa de la familia Morgan, quienes quedaron encantados con la perrita y de inmediato buscaron información para poder estar preparados cuando Maggie diera a luz. En una entrevista con The Dodo, Aubrey Morgan la mamá de acogida de Maggie comentó:

“Leí muchos recursos, había visto muchos videos de YouTube sobre el parto y reuní cientos de dólares en suministros de emergencia para tener a mano para el parto”. Y agregó que “Una cosa que había leído era la importancia de que los cachorros se mantengan calientes después de nacer. Si no están calientes, no pueden digerir la comida y comenzarán a desvanecerse”.






Y aunque la familia estaba un poco nerviosa, se sentían preparados para recibir a los cachorros de Maggie, sin embargo lo que no se esperaban es que sus planes se complicarían por la gigantesca tormenta de nieve de febrero del 2021 en Texas, que dejó a millones de personas sin energía eléctrica, entre esos la casa de la familia Morgan.

Simultáneamente, Maggie empezó a mostrar señales que sus cachorros estaban a punto de nacer y a las 12:30am del 16 de febrero salió el primer bebé, pero la energía eléctrica no se restauraba. “Nuestra casa estaba a unos 10 grados y bajando (la temperatura afuera estaba en -17 grados esa noche), así que la llevamos a nuestro baño de visitas donde teníamos la ducha humeante para tratar de calentar la habitación y mi esposo estaba hirviendo agua para poner en bolsas para tratar de mantener la habitación caliente”.






Sin embargo, todos estos esfuerzos no eran suficientes, ya que la casa estaba demasiado fría para los cachorros recién nacidos y la familia temía por la vida de los demás bebés que faltaban por nacer, así que después de que nació el cuarto cachorro decidieron cambiar de lugar: “Mi esposo empezó a preparar el carro para Maggie y sus bebés. Maggie tuvo a sus últimos tres cachorros en el carro. Los llevamos al carro cerca de las 2:00 am y nos quedamos ahí por 12 horas”.

De esta manera, los cachorros pudieron mantenerse a salvo en el lugar más cálido posible, en medio del fuerte invierno en Texas, que es considerado como el más fuerte en los últimos 30 años. Por fortuna, Maggie y sus bebés estaban con una familia maravillosa que hicieron todo lo posible por ayudarlos. 






Finalmente, Audrey comentó en la entrevista con The Dodo que como la energía no regresaba, decidieron que lo mejor era trasladarse a un lugar más seguro: “No queríamos manejar porque las carreteras estaban peligrosas pero decidimos que era nuestra mejor opción. Así que nos mudamos con nuestra familia de cuatro (papá, mamá y sus dos hijos de 2 años y 9 meses), nuestros tres perros, Maggie y sus 7 cachorros a la casa de mis padres a 45 minutos (quienes sí tenían electricidad)”. Después de unos días la familia pudo regresar a su hogar y nombraron a los bebés: Daisy, Poppy, Ash, Rosie, Dahlia, Clover y Aster, quienes afortunadamente están creciendo con mucho amor y sin ningún problema de salud con su mamá.