Skip to content

Familia se turna para dormir en el sofá con su perro enfermo que ya no puede subir las escaleras

 

Spike es un perrito springer spaniel inglés de 14 años que después de sufrir un segundo derrame quedó muy enfermo para subir las escaleras de su casa y dormir con sus papás humanos como lo hizo por tantos años.

Ante la situación, el papá del perrito decidió que tomarían turnos cada noche para poder acompañar a Spike en el sofá de la sala y que se duerma tranquilo disfrutando de los mimos y abrazos de su familia.





 

Y es que desde que la familia adoptó a Spike todos se enamoraron inmediatamente de él por su tierna personalidad y espíritu aventurero que mantuvo por mucho tiempo. Tal como lo comentó la dueña de Spike en una entrevista con Bored Panda:

“Obtuvimos a Spike desde que él tenía 5 años de un centro de rescate alrededor de un año después de haber perdido a nuestro perro (que mis padres también rescataron cuando lo encontraron abandonado cuando era un cachorro). Spike tuvo varios hogares antes que nosotros y no podemos entender como alguien lo pudo haber dejado, pero estamos muy agradecidos porque él encontró el camino hacia nosotros”.





 

Aunque la familia no sabe si su perrito se va a recuperar totalmente del derrame, por fortuna ya han empezado a ver buenos resultados cuando camina. Sin embargo, las escaleras aún siguen siendo muy peligrosas para él. Por lo tanto, para evitar que Spike intente subirlas y se lastime, la familia colocó una puerta de seguridad y siempre uno de ellos lo está cuidando.

Adicionalmente, la dueña de Spike mencionó en una entrevista con The Dodo que su papá y el perrito han creado un lazo muy especial durante este tiempo y se han vuelto inseparables: “Mi papá también le lleva su agua y comida al sofá y lo alimenta con la mano para asegurarse que tome sus medicinas y mantenga su energía alta”.





 

Sin duda esta hermosa familia ha demostrado que el amor por las mascotas es en las buenas y en las malas.