Skip to content

Gatita ama robarse cosas de los vecinos y los lleva a su mamá humana como un regalo

Es la maleante del barrio. 

La protagonista de esta curiosa historia es una gatita llamada ‘China’ que como muchos gatos le gusta llevar regalos a su familia humana, pero al contrario al comportamiento de otros mininos, a ella le gusta llevar cosas que se encuentra en los patios de sus vecinos.






La tierna gatita vive junto a su mamá humana Mónica, quien en una entrevista con Bored Panda mencionó sobre la historia de su pequeña: “China llegó a mi vida en el 2013. Una amiga encontró a tres gatitos en su patio y necesitaba de alguien que los acogiera hasta que estuvieran listos para ser adoptados. China era la única nena del grupo de tres. Y la llamaba mi pequeña muñeca china. Yo ya tenía a Waffles un gatito macho de 4 meses del mismo patio y me enamoré de ella así que decidí quedarmela”.

En la entrevista relató cómo empezó el comportamiento cleptómano de China: “Comenzó con los calcetines de mi compañero de casa cuando ella tenía 2 o 3 años. Estábamos sentados en el sofá un día y la escuchamos. Ella estaba maullando de forma extraña así que miramos lentamente por la esquina y la vimos dejando un calcetín en mi puerta. ¡Fue la cosa más divertida que habíamos visto!. Un día, mi compañero de casa me envió un mensaje con una foto de todos sus calcetines en mi puerta, explicando que tenía que irse a trabajar y no podía encontrar ninguno de sus calcetines, así que miró en mi puerta. ¡Fue divertidísimo!”.






Después de un tiempo, Mónica se mudó a su hogar actual y en la entrevista comentó que fue ahí cuando sus robos escalaron: “Un día iba a trabajar y encontré un paquete de cigarrillos en la entrada. Supuse que era de un compañero de casa, así que lo dejé a un lado y pensé que volverían por él. Regresé del trabajo y encontré cerillos. Estaba muy confundida. Unos días después comenzaron a aparecer más cosas y fue entonces cuando conecté todo. China había estado robando el jardín de mi vecino y no paraba. En cuanto ella dejaba las cosas robadas, yo las ponía en el patio del dueño pero ella las traía de regreso inmediatamente como diciendo: ¡Oye! ¡Pensé que te había dado esto! Así que tenía que esperar hasta el final del día para devolver todos los artículos”.

Posteriormente, Mónica comentó que cuando inició la pandemia, tenía que estar en casa todo el tiempo así que permitía que su gatita saliera cada vez que lo deseaba y notó que por día le llevaba entre 3 a 4 cosas que la maleante se robaba de los vecinos: 

“Ella me llamaba hacia la puerta con algo en su boca y yo pensaba que era adorable. Me di cuenta que era su rutina. Cada mañana, ella ruega que la saquen. La dejo salir y rápidamente corre hacia su parche de tierra favorito para revolcarse en él y luego va a asaltar las calles. Regresa con algo, lo deja en mi puerta, se sienta y grita por mí. Si abro la puerta, entra mordisqueando como lo hacen los guepardos después de correr a máxima velocidad tras una cacería”.






Posteriormente Mónica decidió poner una videocámara para ver las cosas que se robaba e inició una cuenta de Instagram y Tik Tok para compartir con sus amigos los videos de su pequeña. Pero al notar que el comportamiento ‘vandálico’ de su su gatita no paraba, dejó cartas a sus vecinos para que sepan lo que estaba ocurriendo y aunque no sabía cómo iban a reaccionar, por fortuna a todos les pareció muy divertido. 

Mónica continúa haciendo videos de los ‘regalos’ de su gata cleptómana y ahora los coloca en una canasta para que sus vecinos puedan recuperar sus objetos sin problemas.