Skip to content

Gato rescatado está tan feliz de ser adoptado que no puede dejar de abrazar a su mamá

Un dulce gato rescatado que tuvo un comienzo difícil en su vida, finalmente es adoptado y no deja de abrazar a su nueva mamá.

Los animales rescatados suelen desarrollar un vínculo muy fuerte con las personas que los adoptan y les demuestran todo su agradecimiento y cariño, de la manera más pura posible con besos y abrazos infinitos.






Un hermoso ejemplo de esto, fue el caso de un gato pelirrojo llamado Honeycake, que al ser adoptado no pudo contener su felicidad abrazando y lamiendo la cara de su mamá humana cuando la conoció y hasta la actualidad, continúa demostrándole su cariño y gratitud por darle todo su amor y por haberse convertido en su familia.

Y es que lamentablemente, Honeycake pasó por sucesos muy traumáticos cuando era un bebé, ya que su dueño anterior lo metió dentro de una bolsa de basura junto con sus dos hermanos y después los lanzó desde un vehículo en movimiento hacia la calle. Por fortuna, un transeúnte observó lo ocurrido y de inmediato ayudó a los gatos recogiéndolos y llevándolos a un refugio de animales. 






Posteriormente, Michigan Cat Rescue acudió al refugio para llevar a Honeycake a sus instalaciones para encontrarle una familia, ya que si no era adoptado en el refugio dentro de la fecha límite, hubiera sido sacrificado. De esta manera, la organización se encargó de encontrarle la mejor familia y aunque tuvieron que pasar varios meses, finalmente llegó: Renee, una enfermera que se enamoró de inmediato de la tierna personalidad de Honeycake y decidió adoptarlo cuanto antes.

Por su parte, el gatito parecía saber lo que estaba ocurriendo y cuando conoció a la mujer, decidió acurrucarse junto a ella y le dio muchos abrazos y besos, lamiendo su rostro. Una vez que se concretó la adopción, Michigan Cat Rescue compartió la historia en su cuenta de Facebook y escribió un mensaje en agradecimiento a la mujer por haber decidido adoptar al gatito. “Hoy, Honeycake comienza su nueva vida con una persona especial llamada Renee, ella es una mujer muy agradable y dijo que, de ahora en adelante, Honeycake (ahora Finnegan) solo recibirá mucho amor y besos”.





 

Adicionalmente, Michigan Cat Rescue compartió varias fotografías de Renee y el gatito en el día que fue adoptado y se puede apreciar todo el cariño que sintieron el uno por el otro de manera instantánea, ya que no querían dejar de abrazarse y darse amor por haberse encontrado. 

Desde la adopción de Honeycake en el 2016, Renee y el gatito han formado un vínculo aún más fuerte y en la actualidad siguen teniendo las mismas costumbres de llenarse de besos y abrazos, como una forma de agradecimiento mutuo por haberse convertido en familia.