Skip to content

Heroico conejo cava para rescatar a su amigo gatuno

Heroico conejo cava para rescatar a su amigo gatuno-NATION

Hay muchas ventajas de tener dos o más mascotas. Sin una introducción suave, las cosas pueden ponerse un poco feas de repente. Pero se han reportado amistades entre especies que prueban que cualquiera puede llevarse bien si se lo proponen.

Este adorable momento es un ejemplo perfecto de que sin importar la especie los animales pueden llevarse muy bien si se lo proponen, un conejo cavó un hoyo para ayudar a su amigo felino atrapado en España.

Chasky, el conejo, inicialmente estaba jugando en el patio de su dueño cuando descubrió que su amigo estaba atrapado detrás de una pared corrugada.

Afortunadamente, a la peluda mascota se le ocurrió una solución genial para abrir paso y así liberar al gato.

Heroico conejo cava para rescatar a su amigo gatuno-NATION





El conejito determinado se preocupó tanto por Pelu, el gato, que cavó frenéticamente la tierra alrededor del patio y lo empujo hacia atrás para que su amigo pudiera salir con más facilidad.

De acuerdo con el testimonio de la dueña, ella estaba desconcertada en un principio porque el conejo comenzó a cavar el lugar en particular hasta que vio que la pata del gatito sobresalía. Aparentemente el peludo quedó atrapado cuando se cubrió el agujero.

Heroico conejo cava para rescatar a su amigo gatuno-NATION





‘’El lugar donde había gatitos era un agujero que siempre hacia el conejo, el cual se cubría para que no entraran. Ese día vi el agujero y lo cubrí sin darme cuenta de que había un animal dentro. Cuando vi a Chasky cavando saqué mi celular para mostrarle a mi esposo que el conejo era el que hacia el agujero’’.

‘’En ese momento vi una de las patas del gato. Me sorprendió que el conejo no estuviera cavando el hoyo por placer, solo lo hacia para rescatar a su amigo’’.

Cuando Chasky terminó de cavar, saltó y se tomó un merecido descanso después del rescate.

Heroico conejo cava para rescatar a su amigo gatuno-NATION





Unos momentos después de olfatear, Pelu, el gato, asomó la cabeza por el pequeño agujero y pasó su cuerpo para liberarlo.

Una experiencia aterradora, pero con un final feliz gracias al lazo de la amistad.



¡Calificanos!

Comments

comments