Skip to content

Hombre alquila una valla publicitaria para que todos sepan que es el cumpleaños de su perro

Además tuvieron un día lleno de aventuras con golosinas y juegos. 

Maxx Chewning es el orgulloso papá humano de ‘Dood’ un adorable perrito que recibió un maravilloso regalo para su primer cumpleaños, ya que Maxx no sólo quería festejarlo, sino que también quería que fuera un momento único para su mascota y que toda su comunidad en Texas, Estados Unidos, se enterara que era su cumpleaños.





 

En una entrevista con el medio The Dodo, Maxx comentó que se le ocurrió alquilar una valla publicitaria con un feliz cumpleaños en grande y por supuesto una foto de su perrito para que todos sepan que él era el festejado. “La compañía de vallas publicitarias nunca había oído hablar de algo así y estaban entusiasmados por tener algo creativo y divertido en su pantalla digital”, relató.

Aunque Maxx estaba fascinado con la idea, algunos de sus amigos le comentaron que era un gasto innecesario pero él continuó con su propuesta y sabía que también le traería felicidad a otras personas. “Ni siquiera tengo novia, así que no estoy gastando dinero en eso, entonces ¿Por qué no lo gasto todo en mi perro? Parece la mejor opción para ser honesto”, comentó en un video de YouTube.





 

Y es que desde que Maxx integró a Dood en su familia, se han vuelto totalmente inseparables y él considera que ha sido el complemento perfecto para su vida: 

“Él va conmigo donde quiera que vaya y lo llevo a trabajar conmigo todos los días. Cada vez que entro por la puerta de mi casa estalla del suelo y me saluda con un montón de alegría y amor. Es un gran perro y realmente ha traído felicidad a mi vida. Él es mi mejor amigo”, agregó.

Adicionalmente, Maxx comentó que en el día del cumpleaños de su perrito realizaron muchas actividades juntos: primero visitaron un Starbucks para que Dood disfrute de un Puppuccino, también preparó una tarde de juegos y celebraron con un pastel personalizado para perros. 






Al final de día Maxx llevó a Dood para que viera la valla publicitaria especial de su cumpleaños y él joven comentó que todos estaban muy felices por verlo ahí. Posteriormente, Maxx y Dood fueron a una tienda de mascotas para que el perrito elija unos juguetes de regalo y así finalizaron su magnífico día de cumpleaños lleno de aventuras.

“Creo que tener a Dood ha sido probablemente una de las mejores cosas que he hecho en mi vida y me trae mucha felicidad… Que no sabía que necesitaba”, concluyó el papá perruno.