Skip to content

Hombre bajó a un gato de un árbol de 21 metros en el que llevaba más de 24 horas atrapado

Kyle Hobbs ha rescatado a muchos gatos atascados en árboles pero esta fue la primera ocasión en la que utilizó una grúa para poder salvar a un minino. 

El protagonista de esta historia es Kyle Hobbs, un hombre originario de Colwood, Canadá que trabaja levantando motos de nieve utilizando una grúa y además también ha sido el héroe de muchos felinos puesto que en varias ocasiones ha rescatado a gatos que se quedan atascados en árboles.  Dentro de sus hazañas, Kyle tuvo un rescate muy particular recientemente ya que mientras se encontraba en una localidad trabajando con su grúa, una persona le preguntó si podía ayudarle a bajar a un gato que se había quedado en un árbol muy grande y él por supuesto aceptó.

Sin embargo, en aquella ocasión Kyle no contaba con el equipo que normalmente utiliza que incluye un arnés, unos guantes de cocina y una caja para transportar a los felinos, por lo que tuvo que pensar rápidamente y hacer el rescate con lo que tenía a la mano. “No tenía mi equipo de escalada conmigo pero tenía la grúa”, comentó al medio Times Colonist en una entrevista.





 

Adicionalmente, Kyle relató que para poder hacer el rescate iba a necesitar de la ayuda de alguien más, así que le preguntó a uno de sus colegas si podía asistirlo. “Le dije a uno de mis muchachos: ‘¿Quieres colgarte de la grúa y atrapar a este gato?’ Él dijo: ‘Hagámoslo’ “, agregó en la entrevista.

De esta manera, Kyle y su colega lograron bajar al gato del árbol, el cual es uno de los más altos de la ciudad con 21 metros, y finalmente el minino pudo salir de ahí después de haber estado atascado por más de 24 horas en el árbol.





 

Por otra parte, Kyle relató que entre el montaje, subir con la grúa, el rescate y el descenso pasaron un total de 30 minutos y afortunadamente el gato confió en los hombres de inmediato y cuando llegaron hasta él todo fue muy rápido. “El simplemente saltó a su regazo, solo tomó alrededor de dos minutos y medio. El gato había estado allí durante tanto tiempo que estaba feliz de bajar”, agregó.

El rescate despertó el interés de muchos transeúntes que presenciaron el acto heroico y cuando la misión se cumplió todos festejaron y aplaudieron a los dos hombres. Por supuesto, la familia del gato fueron los más felices por el rescate y cuando lo tuvieron nuevamente en sus brazos, no podían dejar de abrazarlo y darle mimos.





 

Por otra parte, Susan Bulanda, una etóloga de Maryland, Estados Unidos, explicó a Times Colonist que los gatos suelen quedarse atrapados en árboles por su falta de coordinación en lugares altos: “Un gato en un árbol puede tener problemas para coordinar sus patas delanteras y traseras cuando intenta retroceder. Simplemente no es un movimiento que los gatos hacen normalmente. Cuando los gatos trepan a los árboles, a menudo son demasiado altos para saltar y por eso se atascan”.

Afortunadamente, el gato de este acontecimiento se encontró a dos héroes que no dudaron en hacer todo lo posible hasta rescatarlo.