Skip to content

Hombre baña y corta el pelo gratis a perritos de albergues para ayudarlos a que los adopten

Desea que los perritos se vean y se sientan mejor, para que tengan más probabilidades de ser adoptados.

El protagonista de esta historia es Mark Imhof, un hombre estadounidense que encontró su verdadera vocación trabajando y ayudando a perritos necesitados a través de servicios gratuitos de peluquería canina, para facilitar la adopción de los animalitos que viven en albergues.





 

Aunque Mark se graduó de la Universidad de Nueva York y tenía mucho éxito trabajando como consultor para grandes empresas, este empleo no lo satisfacía por completo y poco a poco empezó a perder el cariño a su profesión. Posteriormente, Mark le comentó a su novia lo que estaba pasando y ella le aconsejó que intentara cambiar a una opción que le apasionara de verdad, como el cuidado de los animales. 

De esta manera, Mark decidió dar un giro a su vida y se matriculó en una academia local de cuidado de perros enfocada en peluquería canina para aprender a bañarlos, cortarles el cabello y otros cuidados adicionales. Luego de completar su formación, Mark deseaba practicar un poco más todo lo aprendido, así que contactó a un refugio local llamado Animal Care Centers of NYC y ofreció sus servicios de manera gratuita.





 

Adicionalmente, Mark y su novia creían que esta colaboración podría beneficiar mucho a los perritos del refugio, puesto que al estar limpios y con un corte fresco, podrían tener más oportunidades de ser adoptados. 

En una entrevista con el medio The Dodo, Mark comentó que él y su novia han adoptado mascotas previamente de refugios pero siempre estaban con el pelo largo y muy sucios, lo cual puede traer problemas para los animalitos al ser más propensos a enfermedades y si están acostumbrados a estar en esas condiciones incluso se les puede dificultar adaptarse a las casas y a los cuidados de sus familias adoptivas.





 

De esta manera, Mark pudo ayudar a decenas de perritos del refugio y después de un tiempo de práctica decidió abrir un negocio de paseos, cuidados y cortes de pelo para perros y gatos en la ciudad de Nueva York, con el cual ha tenido mucho éxito gracias al amor que le pone en cada uno de sus servicios.

En la actualidad Mark continúa bañando, cuidando y cortando el cabello de cientos de perritos del refugio de manera gratuita y así aporta con su granito de arena para que los animales puedan ser adoptados y a través de las transformaciones físicas, los perritos puedan sentirse mejor y tengan confianza en las personas que buscan ayudarlos.