Skip to content

Iglesia realiza misa especial en honor a una gatita que vivió con ellos por 12 años

Después del fallecimiento de la gatita, le ofrecieron un hermosa misa para recordarla para siempre. 

Esta hermosa historia empezó en el 2008 durante un día frío de invierno londinense cuando una pequeña gatita de la calle, apareció en la Catedral de Southwark con claras características de hambre y necesidad de encontrar un lugar caliente. 





 

Afortunadamente, llegó al sitio perfecto y la iglesia la acogió para que esta se convierta en su hogar y tenga su propio espacio acogedor junto a una tubería caliente debajo del presbiterio o en cualquier sitio lindo para dormir dentro de la iglesia.

El personal la llamó ‘Doorkins Magnificat’ y tanto ellos como la comunidad de la iglesia, estaban encantados con la pequeña gatita quien se ganó el corazón de miles de personas que la conocieron. 





 

Y es que la gata tenía una personalidad muy particular y amaba “interrumpir” las misas caminando hacia el altar incluso en los momentos más solemnes. Y aunque al principio no estaban seguros de cómo sería la reacción de las personas, fueron justamente estas travesuras de la gata lo que enamoró más a los feligreses. 

El tiempo pasó y Doorkins Magnificat seguía viviendo muy feliz en la iglesia hasta que en el 2017 empezó a mostrar signos de envejecimiento y aunque la lograron estabilizar, lamentablemente el 30 de septiembre del 2020 Doorkins Magnificat falleció y para conmemorar a la gatita, la iglesia decidió hacerle una misa de réquiem especial en su honor, la cual fue transmitida en vivo y ha acumulado más de 41.000 visualizaciones en tres semanas desde que fue posteada.





 

Adicionalmente, el decano Andrew Nunn dedicó unas palabras para Doorkins Magnificat: “Ella conoció a su majestad la Reina y estuvo presente en más misas que la mayoría de nosotros. Fue fotografiada por miles de personas y escribieron un libro sobre ella. Ella ha sido una bendición para nosotros en muchas formas. La vamos a extrañar”.