Skip to content

Joven construye elevador para su gatito de 20 años que sufre en las escaleras

A pesar de su edad, Frodo sigue disfrutando de subir y bajar las escaleras para tomar el sol, así que su dueño lo ayudó con un novedoso invento.

Liam Thompson ha tenido la fortuna de compartir su vida con su gato ‘Frodo’ por casi 20 años y aunque en muchas ocasiones algunas familias suelen abandonar a sus mascotas cuando llegan a edades avanzadas, Liam no piensa así y ahora que su gatito está en sus años dorados, solo ha crecido su amor por él y lo mima en todo lo que puede.





 

El dúo, que vive en Nueva Zelanda, ha mantenido durante casi dos décadas muchas tradiciones, sin embargo una de las preferidas de Frodo, que es tomar el sol en el patio junto a la piscina, empezó a convertirse en un inconveniente puesto que debido a su edad avanzada ha comenzado a cojear y cada vez tenía más dificultades para subir y bajar por las escaleras.

Ante esta situación, Liam decidió poner cartas en el asunto y le fabricó su propio ascensor para poder ayudarlo a subir y bajar por las escaleras de la casa e incluso documentó el proceso creativo en su cuenta de YouTube:

“Este es mi gato Frodo, ahora tiene casi 20 años… En la actualidad, a pesar de su vejez, todavía insiste en bajar cojeando por estas escaleras todos los días para sentarse al sol. Eso es hasta hoy”, contó en la introducción de su video titulado ‘I built an elevator for my cat’ (Construí un elevador para mi gato).






Adicionalmente, en el video se puede apreciar parte del proceso de fabricación del ascensor y antes de subir a Frodo, el joven utilizó un peluche para probar su invento, el cual está elaborado con madera y afortunadamente todo salió a la perfección, permitiendo a Frodo desplazarse por el ‘ascensor’ sin tener que sufrir los estragos de subir y bajar las escaleras.






El video del popular Youtuber ya ha acumulado más de 2.2 millones de visualizaciones y miles de internautas le han dejado comentarios agradeciéndole por todos sus esfuerzos para dar cuidados especiales para Frodo en su vejez y por acompañarlo de manera digna en sus años dorados.