Skip to content

Militares crean refugio para adoptar perritos abandonados en México

Les brindan refugio y un hogar temporal con todos los cuidados hasta que sean adoptados por una familia responsable.

Un grupo de militares mexicanos decidió crear un refugio de perros sin hogar para brindarles un espacio seguro y para promover la adopción responsable de los animales que fueron encontrados durante la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles ubicado en la localidad de Santa Lucía, del Municipio de Zumpango, en México.





 

Este nuevo aeropuerto reemplazará al actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, pero durante el avance de la construcción en Santa Lucía, los responsables notaron que empezaron a llegar cada vez más perritos en busca de alimentos, lo cual generó incidentes en la obra ya que aunque los trabajadores tomaban precauciones, los perritos corrían muchos riesgos por las maquinarias, demoliciones y constante transporte de vehículos.

Ante esta situación, los militares de una base cercana a la obra decidieron intervenir para poder mantener a los canes en un espacio seguro y al mismo tiempo, aprovecharon la oportunidad para encontrar nuevos hogares para los perritos.





 

“El refugio surge a partir de la problemática que presentaba el campo militar con la construcción de la magna obra del aeropuerto, al entrar mucho personal civil, militar y la gran afluencia de personas, venían muchos perritos que buscaban refugio y comida. También con la magna obra venían vehículos pesados, entonces se pensó en darles un lugar donde ellos se pudieran refugiar, pudiéramos darles un hogar temporal para evitar accidentes, así como atropellamientos, muertes por cualquier situación con nuestros vehículos o que ellos mismos se lastimaron en peleas”, explicó el subteniente Karla Medellín, una de las promotoras del refugio.

Adicionalmente, los militares decidieron nombrar al refugio “Los perritos de Santa Lucía” y luego de un año de planeación pudieron dar la bienvenida a los canes que se acercaban a la zona de la construcción del aeropuerto y ya han logrado rescatar a más de 160 perritos y 50 han sido adoptados desde abril.





 

De esta manera, ahora los perritos conviven en un espacio seguro y los militares también participan en la difusión de la adopción responsable, sin embargo para que los ciudadanos puedan llevarse a una de las mascotas, tienen que cumplir con algunos requisitos para garantizar el bienestar de los animales.

Finalmente, cuando la solicitud de adopción es aprobada, el personal del refugio realiza tres visitas a los hogares adoptivos durante los siguientes tres meses para confirmar que los perritos se encuentran en condiciones adecuadas y que pudieron adaptarse a sus nuevas casas y familias.

Sin duda una gran iniciativa por parte de los militares y un maravilloso gesto para promover la adopción y vida digna para los animalitos sin hogar.