Skip to content

Mujer carga a su perrito mayor en la espalda para que la acompañe a trabajar

Son mejores amigos desde hace más de 12 años.

No cabe duda que el vínculo que crean las personas con sus amadas mascotas es muy grande y en ciertas ocasiones, además de acompañar a sus familias humanas cuando están en casa o en las vacaciones, algunas personas también son afortunadas de poder llevar a sus mascotas a sus lugares de trabajo para hacerse compañía mutua durante la jornada laboral.






Un hermoso ejemplo de esto, ocurre con una mujer llamada Yeliz y su perro Canito, quienes viven en una zona rural en Perú y desde que el perrito llegó a su vida hace más de 12 años, él siempre acompaña a su mamá a los campos de maíz donde ella trabaja cerca de su casa. Aunque el trayecto hacia los campos no es muy fácil, lo más importante para los dos es poder estar juntos la mayor cantidad de tiempo posible. 

Por esto, para Yeliz se ha convertido en una importante tradición trabajar todos los días con la compañía de su perrito, pero desafortunadamente los años han pasado y Canito ya no tiene la misma fuerza que antes para caminar hacia el lugar de trabajo. Sin embargo, como el perrito prefiere estar siempre con su mamá, ella ha optado por cargarlo todos los días y así seguir disfrutando de su mutua compañía. 






La historia de Yeliz y Canito se difundió en redes sociales y rápidamente se viralizó gracias a un video en que se observa a la mujer cargando a su perrito mayor y miles de personas quedaron encantadas por la profunda amistad y amor que hay entre los dos. 

Al respecto, Yeliz expresó que aunque “Canito ya no es tan joven como antes, su rostro está feliz a pesar de que su corazón está cansado. Lo llevo a la espalda pero para mí no es una carga porque siento su calor, siento que me ama y esto anula por completo el esfuerzo físico”. Adicionalmente, Yeliz mencionó que tener a Canito junto a ella “es una verdadera bendición, mis días son más felices y más serenos si tengo a Canito a mi lado”.





 

Sin duda una amistad maravillosa.