Skip to content

Mujer que estaba buscando adoptar una nueva mascota, encontró al perro que perdió hace dos años

“Tan pronto se acercó, empezó a llorar y a gritar y a saltar sobre mí besándome”. 

Aisha Nieves estaba revisando una lista de perros para adoptar cuando se encontró con una foto que la sorprendió por completo al darse cuenta que se trataba de su antiguo perrito y mejor amigo, Kovu, a quien había perdido de manera trágica dos años atrás cuando vivían en la ciudad de Allentown del estado de Pensilvania en Estados Unidos.






El medio WFMZ informó que Kovu, un perrito mezcla de pitbull y rottweiler, fue capturado como si fuera un perro callejero en junio del 2019, ya que se había escapado de su hogar después de que un vehículo se estrelló contra la cerca de la casa de Aisha, creando un agujero por el que el perrito salió asustado. 

Posteriormente, Kovu fue llevado a la Sociedad Protectora de Animales del Condado de Lehigh, (LCHS por sus siglas en inglés), ahí fue rebautizado bajo el nombre de ‘Ash’ y tras la revisión de los veterinarios, empezó un tratamiento médico urgente para tratar las pulgas y la inflamación, hasta que después de cuatro meses estuvo listo para ser adoptado. 






De manera simultánea, Aisha buscó desesperadamente a su perro por todo el vecindario, consultó a diversos refugios y también acudió a la organización Humane Society pero desafortunadamente, nadie lo había visto. Mientras tanto, Kovu ya había encontrado un hogar con una nueva familia pero luego de casi dos años de vivir con ellos, la familia tuvo que devolver al perrito a la organización, puesto que la pandemia del coronavirus los afectó grandemente y tuvieron que enfrentarse al desalojo de su casa.

Una vez que Kovu regresó a la organización, coincidentemente Aisha había decidido adoptar una mascota y cuando estaba revisando el sitio web, vio una cara familiar y reconoció que se trataba de su perrito por una cicatriz pequeña que tiene sobre su ojo derecho e inmediatamente, Aisha contactó a la organización para decirles que era su bebé. 






Julie Huber, gerente de participación comunitaria del LCHS, mencionó en una entrevista con CNN que “después de presentar pruebas de propiedad, la mujer vino a visitar al perro y fue evidente para todos que cuando se reunieron, Ash era, en realidad, Kovu, su amada mascota de años atrás. Su reunión fue innegable y reconfortante para todos los que estuvieron allí. La forma en que Kovu reaccionó y recordó a su dueña cuando la vio, hizo que el reencuentro fuera aún más memorable”.

Por su parte, Aisha contó a CNN que le preocupaba que quizás su mejor amigo no la recordara después de haber pasado dos años separados pero una vez que se reencontraron, Kovu la miró a los ojos y de inmediato empezó a mover su cola. “Tan pronto se acercó, empezó a llorar y gritar y saltar sobre mí besándome”. Y agregó “Lo amo tanto. Estoy muy feliz de que haya vuelto”.