Skip to content

Nacen polluelos salvajes de cigüeñas blancas después de 600 años

El espécimen no se había visto en Inglaterra en cientos de años por lo que es un gran logro para la vida salvaje.

El Proyecto White Stork se complace en anunciar que hace unas semanas, las cigüeñas salvajes en West Sussex han tenido a sus propios bebés en su hábitat natural, y se cree que es la primera vez en Inglaterra desde la década de 1400.

En una finca privada utilizada para la conservación de la cigüeña llamada el sitio Knepp, cinco huevos aparecieron en un nido en lo alto de un roble. Después de 33 días de incubación, y de que las cigüeñas cuidaran mucho, la primera cría salió el 6 de mayo.





La Oficial de Proyecto White Stork , Lucy Groves, observó cómo se retiraba la cáscara de huevo del nido y se veía a los padres regurgitar alimentos para que comieran los nuevos polluelos.

Este es el mismo par que intentó reproducirse en Knepp el año pasado sin éxito. La hembra es un ave anillada del proyecto, que llegó a Knepp en 2016 desde Polonia. Sin embargo, el macho no tiene un anillo de identificación, por lo que es probable que sea una de las veinte cigüeñas vagabundas que visitan el Reino Unido cada año.





“Los padres han estado trabajando duro y están haciendo un trabajo fantástico, especialmente después de su intento fallido el año pasado”, dijo Groves con entusiasmo. “Es increíble tener los primeros polluelos de cigüeña blanca en la naturaleza durante cientos de años aquí en Knepp”.

Hay otras dos parejas reproductoras en la propiedad con seis huevos que han eclosionado en dos de los nidos.





“Estos son los primeros días para los pollitos, y los vigilaremos de cerca, pero tenemos grandes esperanzas para ellos”.

Un total de tres propiedades privadas han construido corrales a prueba de depredadores de 6 acres donde se han introducido las cigüeñas.

166 cigüeñas blancas rehabilitadas de Polonia, así como un pequeño número de otras del norte de Francia, han sido liberadas en estos corrales en el transcurso de los últimos tres años, a fin de establecer poblaciones reproductoras locales, basadas en el enfoque exitoso utilizado para restaurar las poblaciones de cigüeñas blancas en Europa en los últimos 50 años.

La copropietaria de la finca Knepp, Isabella Tree, dijo que cuando oye el ruido de las copas de los robles “parece que un sonido de la Edad Media ha vuelto a la vida”.

“Los vemos caminar a través de la hierba larga con sus largas piernas, patear insectos y atraparlos hábilmente en sus largos picos a medida que avanzan; no hay otro pájaro que haga eso en el Reino Unido”.





Lucy dice, especialmente ahora, que el nacimiento trae esperanza: “Esta impresionante especie realmente ha capturado la imaginación de las personas durante el período de encierro y ha sido genial escuchar sobre la alegría y la esperanza que han traído a las personas”.

Es un primer paso emocionante para restablecer 20 parejas salvajes de estas majestuosas aves en cada uno de los tres lugares, llevándolos nuevamente al sur de Inglaterra una vez más.