Skip to content

Perrita leal espera seis días fuera del hospital en el que estaba internado su dueño

La pequeña se escapaba de su casa cada día para estar cerca de su papá humano. 

Esta hermosa historia ocurrió en Turquía cuando un hombre llamado Cemal Senturk fue llevado en una ambulancia de emergencia al Medical Park Hospital en Trabzon el 14 de enero del 2021, mientras Boncuk, su mascota por los últimos 9 años, se escapaba de su departamento corriendo desesperadamente atrás del vehículo para poder acompañar a su papá humano.





 

De esta manera, Boncuk llegó a las afueras del centro de salud pero tras la notificación de los empleados del hospital a la familia de Cemal, la perrita fue llevada de regreso a su hogar. Sin embargo, ellos no se esperaron que Boncuk lograra escaparse nuevamente y durante los siguientes días regresó al hospital para esperar a su dueño.

Murat Ercan, director del centro internacional de pacientes del hospital comentó en una entrevista con CNN que: “Su perra ‘Boncuk’ lo siguió hasta la puerta del hospital y se negó a irse durante seis días hasta que su dueño fuera dado de alta. Aunque la familia llevó a Boncuk de regreso a casa, ella lograba escaparse cada día para esperar en la puerta del hospital”.





 

Ante la situación, Cemal intentaba calmar a su perrita y regularmente le hablaba desde la ventana de su habitación del hospital, sin embargo su fiel compañera no estaba dispuesta a abandonar a su papá humano y aunque fueron 6 días de preocupación, el personal del hospital se encargaba de alimentarla, cuidarla y de darle mimos para que no se sintiera tan sola durante esos momentos difíciles.

Y es que la impresionante demostración de fidelidad de la perrita encantó a decenas de personas y el director mencionó en la entrevista con CNN que “Boncuk se comportó muy dulcemente durante los seis días y logró captar el amor y el cariño de todo el personal médico”. Además, mencionó que Cemal también extrañó mucho a su perrita durante su estadía en el centro de salud.





 

Finalmente, Cemal fue dado de alta y la prensa local grabó el hermoso momento del reencuentro entre el turco y Boncuk, cuando el hombre sale por la puerta del hospital en una silla de ruedas y la perrita no puede contener su felicidad moviendo la cola hasta recibir las caricias de su papá.