Skip to content

Perrita policial jubilada ‘llora de alegría’ al reencontrarse con su ex entrenador

No podían contener su felicidad por su reencuentro.

Sin duda el vínculo que se genera entre un perro y su humano es muy grande e importante para los dos y aunque los oficiales están conscientes que en el caso de los perritos de la policía, ellos estarán a su lado durante un tiempo en específico, la separación igual les resulta muy difícil.






Un gran ejemplo de esto, ocurrió con un policía de Xichuan en China que entrenó durante varios años a una pastor alemán llamada Wangwang hasta que en el 2019 la perrita policial se jubiló y posteriormente fue llevada a un hogar definitivo donde radica con su familia actual. Sin embargo, el policía aún recordaba con mucho cariño todos los años que convivió con Wangwang así que durante un patrullaje de rutina cercano al barrio del hogar de la perrita, decidió visitarla para darle una sorpresa.






El momento fue capturado en un hermoso video que posteriormente fue publicado en la red social de Douyin y se observa al policía parado afuera del hogar de Wangwang y cuando la llama para que vaya hacia él, la perrita reconoce su voz y sale corriendo para saludar alegremente a su gran compañero.

El video continúa y cuando la perrita llega al policía no puede contener su felicidad por volver a ver a su humano y de inmediato espera sus amorosas caricias. Después de unos segundos, el policía que estaba grabando el hermoso momento se acerca y cuando enfoca la cara de Wangwang observan como la pequeña pareciera estar llorando de la emoción.






Y es que la pequeña estaba realmente muy feliz por el reencuentro e incluso cuando los policías tenían que continuar con sus rondas del trabajo, la perrita se sienta junto a su humano como intentando que no se vaya. 

Sin duda fue un momento muy especial para los dos, tal como lo comentó uno de los usuarios de la red social de Douyin: “Se nota que Wangwang echa mucho de menos a su entrenador, queda de manifiesto cuando la perrita se pone panza arriba”.