Skip to content

Perrito cuida a diario a un potro recién nacido que perdió a su madre después del parto

Este perrito estuvo en todo momento al lado apoyando a su “hijo adoptivo”.

Con tan solo nueve días de vida, este pequeño potrillo había sufrido la pérdida de su madre. Para cualquier ser vivo, perder a una madre es lo más difícil, afortunadamente el potrillo llamado Tye no se quedó solo, Zip un perro de la familia lo consoló y lo cuidó todos los días, formando así una hermosa amistad.

Zip de cinco años no había presentado un comportamiento tan amistoso con otros caballos, pero la situación del potrillo cambió algo en él.

“Todos los años criamos potrillos, siempre se quedaba en la entrada mirándolos”, mencionó su dueña, Karla Swindle.





La madre de Tye enfermó y falleció a los pocos días después de parir. Zip sabía que el potrillo necesitaría apoyo para el momento tan difícil por el que estaba pasando, así que él y Karla estuvieron a su lado todo el tiempo.

“Pasé la noche en el establo cuidando de la mamá después de que dio a luz, esperando que mejorara. Zip se quedó en el pasillo y el potrillo estaba ahí. Se acostó junto a él toda la noche“, dice Karla sobre la noche cuando falleció la yegua.





Al día siguiente Tye despertó junto con Zip, quien lo acompañó toda la noche y el día como si entendiera que el recién nacido estaba pasando por una situación tan complicada.

Su vínculo nació en ese momento y durante las siguientes seis semanas, Zip no lo dejó solo. Cuando Tye salía del establo, el perro era el primero en saludarlo alegremente.

“Corría al establo y se paraba a esperar. Incluso me ganaba y llegaba antes que yo. A veces cuando Tye aún estaba acostado, Zip iba y se acurrucaba junto a él“.





Después de meses, Tye creció como un caballo completamente sano. Ahora vive la mayor parte del tiempo junto a su hermana mayor, quien le da lecciones de vida. Sin embargo, Zip lo visita cada vez que puede, él sabe que su “hijo adoptivo” es un caballo en crecimiento y tiene diferentes necesidades.

Una historia que demuestra la empatía que pueden tener los animales con cualquiera, sin importar la especie, ellos van a ayudar a quien lo necesite.



¡Calificanos!

Comments

comments