Skip to content

Perrito deja caer su pelota fuera del jardín para que jueguen con él

Todos los días, este perrito consigue que las personas que pasan por su casa jueguen con él con una ingeniosa técnica.

Riley es un perro Golden Retriever que fue adoptado a las 10 semanas de edad por Wendy Walden, quien había perdido a su amado perro después de una larga y difícil enfermedad. Riley se encontraba en el refugio Big Bear en California cuando Wendy decidió que era momento de abrirle las puertas de su vida a un nuevo mejor amigo peludo.





Gracias a que Wendy es consciente de que existen miles de perritos en refugios esperando ser adoptados, ella decidió acudir a Big Bear y fue ahí donde conoció al cachorro. Cuando presentaron al pequeño perrito y a Wendy, fue amor a primera vista, ella sabía que Riley era el elegido para ser adoptado y lo llevó a casa.

Riley creció en un hogar lleno de amor y eso lo hizo desarrollar un carácter muy sociable y amistoso. Cuando salía a pasear, le encantaba hacer amigos durante todo el camino y los vecinos de Wendy lo correspondían con cariños que Riley felizmente aceptaba.

Wendy sabía que a Riley le encantaba ser mimado por cualquier persona que se topara. El perrito se paraba en dos patas sobre la pared del patio de su casa para poder ver a los vecinos que pasaban, pero por su tamaño no alcanzaba, es por eso que Wendy decidió colocar un banco para ayudarlo a llegar al tope y así pudiera observar a las personas pasar.





Lo que no se imaginaba Wendy es que el perrito se las ingeniaría para hacer todo tipo de trucos y llamar la atención de las personas para que se acercaran y lo consintieran. Con el paso del tiempo, Riley perfeccionó sus prácticas y se dio cuenta que si dejaba caer su pelota, justo cuando alguien iba pasando por su calle, las personas sin dudarlo se acercarían a él para devolver la pelota y de paso hacerle unos cariños.





Durante años, la técnica de Riley ha funcionado y el peludo ha recibido cariño por todas las personas que pasan frente a él.

Ahora, Riley es bien conocido en Internet gracias a su personalidad y Wendy comparte sus travesuras en su cuenta de Instagram.

Sin duda un perrito bastante inteligente y sociable que hizo todo lo posible para ser el perro más mimado del vecindario.



¡Calificanos!

Comments

comments