Skip to content

Perro fue robado y encontrado 20 días después a 700 kilómetros de casa

Su familia nunca se rindió.

Esta insólita historia ocurrió en la localidad de Morbihan al oeste de Francia, cuando repentinamente desapareció un perrito llamado Persée y de inmediato sus papás humanos Queuma Dos Santos y Maycon Lima publicaron en sus redes sociales dando las características físicas de su perro con la esperanza de que alguien lo reconozca y los ayude a encontrarlo. 






Los papás de Persée empezaron a buscar por todo el barrio pero quedaron devastados al no encontrar a su perrito y lamentablemente, su situación empeoró cuando un usuario les comunicó que vió un automóvil detenerse en una rotonda y que una pareja salió del vehículo para llamar al perro para que se acercará hacia ellos. 

Tras recibir esa información, Queuma contó para el medio francés Actu Morbihan que “a partir de ese momento se nos ocurrió que lo habían robado”. Y mencionó que junto a su novio, difundieron fotos de su perrito y por la desesperación de no poder encontrarlo, pusieron una recompensa de $2.300 USD.






Posteriormente, la pareja relató para el medio francés que “Nos dijeron que vieron una pareja con un perro que coincidía mucho con el nuestro. Nos dieron fotos y no cabía duda de que era él. A partir de ahí, no nos soltamos para poder obtener más información”. Después de investigar en internet, Queuma y Maycon lograron contactar a la pareja sospechosa que aparentemente había secuestrado a Persée. Y en la entrevista con Actu Morbihan, Queuma relató que “La mujer nos dijo que vio nuestro anuncio y que alguien le había dejado un perro muy parecido al nuestro. Fingiendo que no sabía nada, le pedí fotos”.

Al reconocer a su perro y coincidir con el testimonio de la pareja que se había llevado a Persée, Queuma y Maycon arreglaron una cita con ellos y relataron que cuando se encontraron la mujer “quería que le diéramos la recompensa, pero eso estaba fuera de discusión. Ella indicó que no quería dejarlo en el veterinario para que no durmiera en una jaula. Teníamos miedo de que nos chantajeara, pero mantuvimos la calma y le seguimos el juego”. 





 

De esta manera, Queuma y Maycon lograron rescatar a su perrito robado a 700 km de casa y aunque aparentemente se encontraba en buen estado de salud, notaron que tenía mucha sed y que había perdido 3 kilos durante los 20 días que lo robaron y por esto, lo llevaron a un veterinario para asegurarse de que esté completamente bien.