Skip to content

Perro salva a una pajarita y ahora es como su hermano mayor 

El adorable perrito ha cuidado desde el primer momento a su nueva amiga. 

Este perrito llamado Hiro siempre ha sido un perro muy bueno y obediente. El pasado mes de mayo, Hiro y su dueña, Viviana Dávila, se encontraban relajados en su patio trasero en Puerto Rico, cuando algo en el suelo llamó la atención del perro. 

El noble animal se acercó para inspeccionar que era lo que ahí se encontraba. “Note que Hiro lamía algo en la hierba. Hiro lamió esa cosa y me miró, e insistió nuevamente lamiéndola y mirándome”, comentó Dávila. “Eso me dio la señal de que algo estaba pasando y me acerqué a observar”. 





Al llegar al lugar, Dávila se dio cuenta de que Hiro había encontrado a un pajarito que necesitaba ayuda. “Al instante busqué una toalla y la recogí”, mencionó Viviana. “Estaba muy indefensa”. 

Después de consultar a un veterinario, Dávila se dio cuenta de que el pájaro, era una hembra, una pequeña perico monje,  y estaba parapléjica, probablemente debido a que se había caído de su nido. 

Las posibilidades de supervivencia en la naturaleza eran escasas, si no hubiera sido por Hiro que la encontró en el suelo, probablemente no hubiera sobrevivido. 





“El veterinario nos dijo que en casos similares recomienda a los clientes que los pongan a dormir. Sin embargo, se sorprendió al ver como la pequeña se esforzaba por vivir”, dijo Dávila, por eso la bautizó como Esperanza. 

Viviana adoptó a Esperanza en su hogar para cuidarla lo mejor que se pueda. Siguiendo las instrucciones del veterinario, ha continuado alimentando al ave y haciendo todo lo posible para mantenerla cómoda y feliz. 

“Ha pasado una semana y media y Esperanza está mucho mejor. Hiro ha sido una parte importante del esfuerzo. Desde el primer día no se ha alejado de ella”, comentó Dávila. 

A medida que Esperanza se instala en su nuevo hogar, su cuerpo se fortalece cada día, Hiro ha trabajado para garantizar que su corazón también sane. “Hiro a dejado de darle importancia a otras cosas, su nuevo propósito es cuidar a Esperanza”. 





Hiro y Esperanza han formado una increíble y adorable amistad. Ahora, donde quiera que vaya Esperanza, Hiro está también ahí. 

“Tener a Esperanza y cuidarla hasta ahora ha sido una gran experiencia. Ella nos enseña cada día sobre la perseverancia y a Hiro sobre la empatía y ser buen amigo”. 

“Nos sentimos honrados de tener a Hiro. Aunque siempre ha sido una mascota muy buena, estamos muy orgullosos de su desarrollo y nos sentimos felices de que Esperanza se una a la familia”, concluyó Viviana.