Skip to content

Perros entrenados para proteger animales silvestres han salvado a 45 rinocerontes de cazadores furtivos

Estos valientes perros están dispuestos a hacer todo por salvar a los animales silvestres en peligro de extinción. 

Un equipo de perros ha sido entrenado para proteger la vida silvestre de Sudáfrica y gracias a su increíble labor, han salvado a 45 rinocerontes de ser cazados furtivamente.

El grupo se compone desde beagle hasta sabuesos, no hay perros demasiado pequeños para proteger a las especies en peligro de extinción de su mayor amenaza: los humanos.





Al momento de nacer, estos perros comienzan su entrenamiento donde aprenden a manejar todas las presiones de las operaciones reales antes de trabajar, lo que realmente ocurre cuando alcanzan los 18 meses de edad.

Sean Viljoen es el dueño de una compañía de producción llamada Conservation Film Company, cuyo objetivo es llevar la narración cinematográfica a los personajes en la primera línea de la conservación, compartiendo historias de esperanza.

Es por eso que el fotógrafo ha compartido una serie de imágenes de este equipo de valientes perros en acción en el Southern African Wildlife College en el Parque Nacional Kruger.





Johan van Straaten, un entrenador de perros, dijo: “Los datos que recopilamos para este proyecto de aprendizaje aplicado, dirigido a informar las mejores prácticas, muestran que hemos evitado la muerte de aproximadamente 45 rinocerontes desde que los perros de rastre comenzaron a trabajar en febrero de 2018”.

“En las áreas donde patrulla el Southern African Wildlife College, la tasa de éxito de los perros es de alrededor del 68 por ciento usando perros de rastreo sin correa o sin correa, en comparación con entre el tres y el cinco por ciento sin capacidad canina”.





De acuerdo con van Straaten, la clave del éxito de este programa ha sido el seguimiento libre de los perros que pueden rastrear a velocidades mucho más rápidas que un humano, especialmente en terrenos donde los mejores rastreadores humanos perderían las pistas.

Uno de los principales objetivos del proyecto es garantizar la supervivencia de la rica biodiversidad de Sudáfrica y su vida silvestre. Los rinocerontes se han visto gravemente afectados por los delitos contra la vida silvestre, el 80 por ciento de los ejemplares de esta especie viven en Sudáfrica.

“En la última década, más de 8,000 rinocerontes se han perdido por la caza furtiva, lo que lo convierte en el país más afectado por esta embestida”.





El grupo de perros, que incluye razas como black and tan coonhound, pastor belga malinois, foxhound americano y Bluetick coonhound, está entrenado para beneficiar las iniciativas requeridas contra la caza furtiva. Sus principales tareas incluyen rastreo, incursión, detección, patrullaje y captura de criminales.

Gracias a estos valientes perros y el equipo de personas detrás de su entrenamiento y ejecución de sus actividades, decenas de rinocerontes y otras especies amenazadas han sido salvadas. No descansarán hasta que la caza deje de ser una amenaza para la vida silvestre.