Skip to content

Policías construyen una casa acogedora a una gatita de la calle que los visitaba siempre

Se convirtió en parte de la familia.

Un grupo de policías de Boston, Estados Unidos, que pertenecen al equipo de SWAT de esta ciudad, decidió construir una casa especial afuera del cartel para una gatita de la calle, ya que durante muchos años ella los visitaba y crearon un lazo muy especial con ella.






Todo comenzó cuando la gatita, a quien nombraron SWAT Cat, iba a visitarlos ocasionalmente en el cuartel y poco a poco empezó a tomar confianza y se acercaba a ellos para que la acaricien. Por su parte, los policías estaban enamorados de la minina, ya que siempre los recibía cariñosamente cuando regresaban de su servicio y cuando podían se sentaban afuera con ella, para que se acurruque con ellos y también compartían las horas de la comida juntos. 

De esta manera, el equipo de policías la cuidaban dándole mucho amor y aunque no lograban que sea un gato de interior porque ella siempre prefería estar afuera de las instalaciones, ellos se aseguraban de que esté sana y segura. Sin embargo, en una ocasión SWAT Cat desapareció durante más de tres semanas y el equipo utilizó sus redes sociales para solicitar ayuda a la comunidad, compartiendo una fotografía de la gatita y pidiendo información por si alguien la había visto.

Un oficial del equipo del equipo de SWAT del Boston Police Department mencionó que “ella se ha convertido en parte de la familia. Pero es triste, ella no está ahí. Es como ir a trabajar y no ver a un compañero de trabajo querido”.






Afortunadamente, después de unos días de la publicación, SWAT Cat regresó al cuartel por su cuenta y los policías no podían contener su felicidad por su retorno y en gratitud decidieron hacer un gesto especial para ella, para que tuviera un espacio donde quedarse y que se adapte a su estilo de vida al aire libre. 

El equipo construyó una hermosa casita como un condominio privado y en una publicación en su cuenta oficial de Facebook contaron al respecto: “El oficial Jamie Pietroski, un veterano de 15 años del Departamento de Policía de Boston, se quedó hasta tarde después del trabajo durante varias noches, preparando minuciosamente el nuevo hogar de SWAT Cat. El condominio cuenta con un espacioso diseño interior tipo estudio, una gran terraza para cenar al aire libre y puertas corredizas de vidrio que ofrecen vistas panorámicas de la ciudad”.





 

Cuando instalaron la casita, la curiosa minina la recorrió alegremente y los policías mencionaron en su publicación que “SWAT Cat se mudó de inmediato y se ve muy feliz con su nuevo alojamiento personalizado para gatos”. De esta manera, la gatita puede continuar con sus paseos al aire libre por las instalaciones y sigue disfrutando de la compañía de los policías, quienes están muy contentos de poder tenerla cerca y en un lugar seguro para cuidarla y por supuesto, darle mucho amor.