Skip to content

Rescatistas logran trasladar a una jirafa a través de un lago lleno de cocodrilos

¡Convencieron a la jirafa dándole de comer mangos, para que se suba a la barcaza!

Debido a una lluvia intempestiva Kenia se tuvo que enfrentar a un grave problema en la reserva del lago Baringo ya que varias especies de animales estaban en peligro de muerte por la inevitable inundación en el islote.

Ante esto el Servicio de Vida Silvestre de Kenia se unió a los grupos de conservación internacional: Save Giraffes Now, Ruko Community Conservancy y a Northern Rangelands para poder idear un plan para trasladar a los animales, cruzando por un lago lleno de cocodrilos.





 

La difícil tarea fue realizada por grupos, y primero se trasladó a una jirafa llamada Asiwa junto con 3 impalas, 11 jabalíes y 1 avestruz. 

Afortunadamente el traslado fue un éxito y tras el primer rescate a principios de diciembre del 2020, las organizaciones continúan con 7 jirafas adicionales para salvaguardar su vida.





 

Para ejecutar adecuadamente los traslados, los grupos de conservación se encargan de alimentar a las jirafas con mangos, ya que es la fruta preferida de esta especie, convenciendolas de entrar voluntariamente a la barcaza para evitar que sean sedadas. 





 

Y aunque estas jirafas fueron llevadas originalmente a esta reserva, ahora vivirán en un santuario especial para ellas ya que se encontraban en un proceso de reintroducción a su hábitat natural, puesto que únicamente existen 800 jirafas de esta especie en Kenia llamada “jirafa de Rothschild” y menos de 3000 en toda África.

Afortunadamente, las jirafas se encuentran a salvo y bajo el cuidado de los grupos de conservación y del Servicio de Vida Silvestre de Kenia quienes se encargan de darles el mejor plan para su supervivencia.