Skip to content

Salvan a perrita discapacitada una hora antes de su sacrificio. Tiene un nuevo hogar y silla de ruedas

Ahora tiene una gran vida con su familia adoptiva. 

Lamentablemente en muchas ocasiones los centros de rescate de animales y refugios no tienen los recursos suficientes para poder mantener a muchos animales sin hogar por demasiado tiempo, ya que aunque es apremiante que sean adoptados, muchas veces los animales no tienen suerte y esta se disminuye aún más cuando son viejitos o tienes alguna discapacidad.





 

Este fue justamente el caso de Poppie, una perrita que padece una enfermedad llamada hipoplasia cerebelosa, lo que generó que su cerebro no se desarrollara por completo generando problemas en su movilidad. Debido a esta condición, Poppie ha entrado y salido de muchos refugios desde que nació, puesto que nadie deseaba adoptarla y los centros de rescate tampoco podían cuidarla por demasiado tiempo.

Ante esta situación, Poppie fue trasladada a un último sitio donde iba a ser sacrificada pero afortunadamente una mujer llamada Diane Ewert se enteró de su situación y acudió de inmediato para llevarla a su hogar y la rescató milagrosamente una hora de la programación de su eutanasia. 





 

“Mi amiga se acercó a mí y me explicó la situación. Fui al centro de rescate local con el que trabajo y les pedí que la etiquetaran, lo que básicamente significa que el rescate se está responsabilizando por el perro. Al final, la llevé a casa, y uno por uno la presenté a mis perros, y me di cuenta de inmediato que todos habían entendido mal a Poppie, todos la etiquetaron de agresiva, pero ella solo quería ser amada y solo quería estar cerca de aquello a lo que estaba reaccionando. Fue un gran alivio para mí”, comentó Diane a la revista People.

Posteriormente, Diane encontró un hogar definitivo para Poppie y ahora vive con una maravillosa familia adoptiva en Canadá y ellos le compraron una silla de ruedas especial para que pueda movilizarse con más facilidad y también la volvieron a bautizar bajo el nombre de Timber.





 

Además, la nueva familia de Poppie/Timber mencionó que cuidarla no es complicado puesto que no necesita de medicamentos o un tratamiento continuo y con su silla de ruedas solucionaron su problema de movilidad. Además, comentaron que es muy inteligente y lo único que necesitaba era alguien que pueda entenderla y darle todo el amor que se merece.