Skip to content

“Solo necesitaba una oportunidad”: Caballo ciego que iba a ser sacrificado fue recibido en un santuario

Cuando Buddy perdió la vista, su dueña consideró aplicarle eutanasia, pero una mujer decidió rescatarlo y lo acogió en su granja.

Kathy Stevens es la fundadora de un refugio de animales llamado Catskill Animal Sanctuary ubicado en Saugerties, Estados Unidos, y en los últimos 20 años se ha dedicado a acoger animales en situaciones especiales como ‘Buddy’, un caballo ciego de 31 años, que estaba a punto de ser sacrificado por su dueña anterior con quien estuvo durante toda su vida, pero cuando perdió la vista no supo cómo cuidarlo y pensaba practicarle eutanasia. 





 

Lamentablemente, este es el caso de muchos animales y debido al desconocimiento de las personas, consideran sacrificarlos de manera inmediata sin pensar en otras alternativas. En una entrevista con el medio Daily Paws, Kathy comentó que muchas personas “creen que la eutanasia es la opción más humana. Este es un fenómeno extremadamente común: las personas no tienen el conocimiento o la paciencia, o no quieren hacer los ajustes para que sus establos sean más seguros”.

Ante esta situación, Kathy y su equipo se encargan de recibir y cuidar a todos los animales con necesidades especiales en su granja y afortunadamente como se enteró a tiempo de la situación de Buddy, le ha podido ofrecer un sitio seguro y desde octubre del 2021 forma parte de su santuario. 





 

Además, Kathy relató al sitio web que cuando Buddy llegó le enseñaron todo lo necesario para que pueda adaptarse a su nuevo hogar y ya sabe trasladarse por los caminos que lo guían a su comida. “¡Es increíblemente inteligente! Me quedé impresionada por la rapidez con la que ‘aprendió sus palabras’: arriba, abajo, alto, entrecortado, agua, etc”, relató.

Por otra parte, Catskill Animal Sanctuary compartió en su cuenta de Instagram la historia de la incorporación de Buddy a la granja, para poder inspirar a otras personas para que les den oportunidades a los animales mayores con necesidades especiales como Buddy.

“¡Bienvenido a casa Buddy! Conozcan a nuestro último rescate, el Appaloosa ciego de 31 años, que es tan gentil como se puede ser. La mayoría de las personas no pueden o no están dispuestas a brindar el cuidado adicional que se requiere cuando los caballos pierden la visión, y muchos son sacrificados. Buddy, de hecho, estaba programado para ser sacrificado el mismo día que lo rescatamos, ya que su antigua humana no podía cuidarlo debido a cambios en su vida personal. Pero después de haber hecho el viaje para conocer a Buddy ¡estábamos seguros de que aún le quedan algunos buenos años!”, escribieron en su publicación en Instagram.





 

Adicionalmente, el santuario comentó que así como muchos animales que han llegado a Catskill Animal Sanctuary, Buddy solamente necesitaba una oportunidad y ahora puede tenerla. “Estamos muy emocionados de cuántos de ustedes se sintieron conmovidos por la historia de Buddy. Todavía algunas personas se preguntan si no hubiera sido más humano para nosotros simplemente dejarlo. Buddy nos demuestra que tiene más vida para vivir, y es un privilegio dejarlo vivir esa vida”, expresó el refugio en Instagram.