Skip to content

Veterinario tiene una forma adorable de vacunar a los animales sin que se den cuenta

Sus pacientes tienen una experiencia magnífica durante los chequeos médicos. 

André Santos es un veterinario portugués, reconocido por haber encontrado una excelente manera para hacer que las mascotas disfruten de la experiencia de sus chequeos médicos, siguiendo métodos especiales de entretenimiento durante las visitas.






El doctor Santos trabaja en el Hospital Veterinario Restelo ubicado en Lisboa y ha alcanzado mucho reconocimiento en Portugal y diversas partes del mundo, gracias a la difusión en redes sociales donde muestra videos de las mascotas recibiendo atención y tratamientos veterinarios, en un ambiente divertido y tranquilo para los animales.

Y es cada vez que el veterinario recibe un paciente nuevo, se esmera para que la visita médica sea lo menos tensionante posible, dándoles bocadillos, abrazos y jugando con ellos, para que los animales puedan estar relajados y no asocien las clínicas veterinarias como algo negativo y además salgan emocionados por regresar con él para un próximo chequeo.





 

Algunos de los videos más populares de André, son los que muestra su técnica para vacunar a perros y gatos, en el que los distrae dándoles pequeñas golosinas, y mientras las mascotas comen, no se dan cuenta del momento en que les ponen la inyección. Posteriormente, el veterinario los llena de mimos y comprueba que los animalitos siguen relajados y emocionados con su comida.

Varios de los videos del veterinario se han viralizado en su cuenta de Instagram alcanzando millones de visualizaciones, ya que los internautas quedan encantados con su técnica para que las mascotas no le tengan miedo a las vacunas y puedan disfrutar de la experiencia visitando una clínica veterinaria. 






Adicionalmente, André suele publicar mensajes en su cuenta de Instagram para promover técnicas de entretenimiento y relajación en los consultorios veterinarios, para eliminar el estrés y la ansiedad que sufren muchas mascotas cuando han tenido malos momentos en revisiones previas.