Skip to content

Zorro de las nieves es rescatado de una granja de pieles y así reaccionó al ver la nieve

¡Por primera vez en su vida pudo ver la nieve!

En septiembre del 2019 un grupo de activistas rescató a un zorro de las nieves llamado Maciek que había estado toda su vida encerrado en una granja de pieles en Polonia. 

Afortunadamente, los activistas de Open Cages Poland lograron sacar a Maciek de las pésimas condiciones en la que se encontraba por los malos tratos que recibía en la granja y fue llevado a un santuario de animales que se encarga de salvaguardar la vida de especies silvestres o domésticas que han sido víctimas del abuso de empresas o granjas que buscan lucrar con ellas.

Cuando Maciek llegó al santuario fue atendido por veterinarios para tratar un severo problema que tenía en una de sus patas, ocasionado por la negligencia de las personas de la granja de pieles.





 

Y aunque por varias semanas los veterinarios intentaron hacer todo lo posible para salvar la pata de Maciek, lamentablemente tuvo que ser amputada, generando un proceso de transición y de rehabilitación para que Maciek pueda adaptarse a este cambio. Por fortuna, varias semanas después Maciek estaba listo para caminar e incluso correr por todo el santuario. 

Sin embargo, los voluntarios del santuario tuvieron que esperar hasta el inicio del invierno del 2020 para que Maciek pueda experimentar la nieve ¡Por primera vez en su vida!

Y fue así como en diciembre del 2020 Maciek pudo ver la nieve junto a su gran amiga Klara, una perrita que llegó al santuario al mismo tiempo que él y fue quien le mostró emocionada todo el lugar.





 

Al principio el zorro estaba un poco temeroso, pero rápidamente se dió cuenta que era divertido jugar con la nieve, y ahora disfruta perseguir a Klara por horas y horas.





 

Aunque Maciek no puede ser liberado a su hábitat natural porque pasó gran parte de su vida encerrado, ahora tiene un hermoso hogar en el santuario donde es protegido por los voluntarios y dónde puede jugar con tranquilidad con sus amigos y por supuesto, disfrutar de la nieve como siempre debió poder.