Skip to content

Activista mexicano derrite 1,527 armas y fabrica palas para plantar árboles

Demuestra cómo un agente de la muerte puede convertirse en un agente de la vida.

Culiacán, México, es la ciudad con la tasa más alta de muertes a causa de armas de fuego en la nación, muchas personas conocen las consecuencias devastadoras de las armas. Es por eso que el activista mexicano, Pedro Reyes, puso manos a la obra.

Reyes es un artista de la Ciudad de México que le gusta enfocarse en los fracasos de la cultura moderna desde una perspectiva positiva. Él no cree en el fracaso, sino que cree que el fracaso es el resultado de una cierta perspectiva.

Con respecto a las armas, sintió que algo positivo podría transformarse de sus materiales y, por lo tanto, comenzó una campaña pidiendo a los residentes que entregaran sus armas a cambio de un cupón que podrían usar para comprar aparatos electrónicos o electrodomésticos.





Después de que Pedro recolectó 1,527 pistolas para el proyecto Palas por Pistolas, fueron trasladadas a una base militar y aplastadas públicamente con una aplanadora, las fundió y las transformó en 1,527 cabezas de pala.

Estas nuevas palas fueron luego distribuidas a instituciones de arte y escuelas públicas, donde la gente de la comunidad las está utilizando para plantar miles de árboles.

¡Ahora existen únicamente con el propósito de plantar árboles y crear vida!





Algunas de las palas incluso han llegado a la Galería de Arte de Vancouver, al Instituto de Arte de San Francisco, a la Maison Rouge en París y a otros lugares del mundo.

Una pala, como una pistola, puede usarse con un propósito productivo o con odio. Pero gracias a un cambio de perspectiva, podemos transformar aquello que hace daño en algo que nos beneficia a todos.



Activista mexicano derrite 1,527 armas y fabrica palas para plantar árboles
5 (100%) 2 vote[s]

Comments

comments