Skip to content

Artista brasileño se vuelve viral tras utilizar árboles como ‘cabello’ para sus retratos de mujeres

Encontró la inspiración para sus obras gracias a un árbol de acerola plantado hace 20 años en su ciudad.

Fábio Gomes Trindade es un artista brasileño que ha logrado combinar el urbanismo y la naturaleza de una manera fantástica, utilizando las flores y las ramas de diversos árboles para representar el cabello de sus hermosas pinturas de mujeres y niñas.

Esta combinación de arte callejero con naturaleza generó mucha admiración por los ciudadanos de Goiânia, en el centro de Brasil, y posteriormente con la difusión de redes sociales, los retratos de Fábio comenzaron a ganar popularidad a nivel mundial.

Fábio lleva varios años realizando arte callejero y en su cuenta de Instagram relató que encontró la inspiración para realizar las pinturas de mujeres y niños con los árboles, gracias a un hermoso árbol de acerola que fue plantado en el patio trasero de una casa en Goiânia hace 20 años atrás y debido a su forma y tamaño fue perfecto para representar el cabello de una de sus obras, que hoy en día es una de las más populares.





 

Desde entonces Fábio ha pintado más retratos de mujeres y niños utilizando los árboles de la ciudad de Goiânia e incluso se han convertido en un atractivo turístico para cientos de visitantes que quedan fascinados por la belleza de sus obras.

Adicionalmente, las pinturas de Fábio han sido compartidas por varias figuras reconocidas internacionalmente como la actriz de Hollywood Viola Davis, quien publicó una de las fotografías del arte callejero de Fábio mencionando que le encantó la pintura. Además, Tina Knowles, la mamá de la cantante Beyoncé, compartió con sus más de 3 millones de seguidores que estaba impresionada con la pintura y dijo que “es una manera hermosa de utilizar un árbol”.






Por otra parte, Fábio también realiza hermosas pinturas de arte callejero representando diversos animales y personas en situaciones de la vida cotidiana, que han llenado de belleza las paredes de Goiânia, como se aprecia a continuación: