Skip to content

Artista instala ‘sube y bajas’ en la frontera de México y Estados Unidos para que los niños puedan jugar juntos

Los niños no conocen fronteras, verlos jugar de esta manera nos deja un fuerte mensaje de unión.

Esta escena puede parecer normal, niños jugando juntos, padres observando mientras sus hijos se divierten con juegos y otros niños. Pero ningún parque es igual a este.

Los ‘sube y bajas’ instalados en la frontera de México con Estados Unidos, fueron establecidos en ambas partes atravesando la valla metálica que divide a ambos países.

Ver esta publicación en Instagram

One of the most incredible experiences of my and @vasfsf’s career bringing to life the conceptual drawings of the Teetertotter Wall from 2009 in an event filled with joy, excitement, and togetherness at the borderwall. The wall became a literal fulcrum for U.S. – Mexico relations and children and adults were connected in meaningful ways on both sides with the recognition that the actions that take place on one side have a direct consequence on the other side. Amazing thanks to everyone who made this event possible like Omar Rios @colectivo.chopeke for collaborating with us, the guys at Taller Herrería in #CiudadJuarez for their fine craftsmanship, @anateresafernandez for encouragement and support, and everyone who showed up on both sides including the beautiful families from Colonia Anapra, and @kerrydoyle2010, @kateggreen , @ersela_kripa , @stphn_mllr , @wakawaffles, @chris_inabox and many others (you know who you are). #raelsanfratello #borderwallasarchitecture

Una publicación compartida por Ronald Rael (@rrael) el






Ronald Rael es un profesor de arquitectura de la Universidad de California, Berkeley, y en colaboración con Virginia San Fratello, una profesora de diseño en la Universidad Estatal de San José, tuvieron la idea de instalar estos juegos en la zona.

En 2009, diseñaron un concepto para el balancín binacional en la frontera, par un libro llamado “Borderwall as Architecture”, que utiliza el humor y la inventiva para abordar el tema de la construcción de barreras.

Después de 10 años, sus bocetos se hicieron realidad. Rael, Virginia y su equipo transportaron los balancines a Sunland Park, Nuevo México, donde se separa el país y del lado mexicano se encuentra Ciudad Juárez.






Personas de ambos lados del muro se unieron para jugar y pasar un buen rato en un acto unificador. El arquitecto mencionó que el evento estaba lleno de alegría, emoción y unión en el muro fronterizo.

“El muro se convirtió en un punto de apoyo literal para las relaciones entre Estados Unidos y México, los niños y los adultos se conectaron de manera significativa en ambos lados con el reconocimiento de que las acciones que tienen lugar en un lado tienen una consecuencia directa en el otro lado”, escribió Rael.

Una pieza artística con un trasfondo profundo, pues ese muro ha sido cuestionado durante años pero la gente demuestra a pesar de las barreras físicas, la unión hace la fuerza para crear un mundo mejor.



¡Calificanos!

Comments

comments