Skip to content

Fotógrafa rusa muestra el mágico vínculo entre personas y animales

Busca encontrar similitudes entre las personas y animales para plasmarlos en hermosas fotografías y promover el respeto entre todos.

Anastasiya Dobrovolskaya es una talentosa fotógrafa rusa reconocida por sus fotos que parecen sacadas de un cuento de hadas donde las personas posan junto a diferentes animales rodeados de paisajes impresionantes, capturando el mágico vínculo que existe entre ellos y mostrando la diversidad y similitudes entre las personas y los animales.






Anastasiya empezó a tomar este tipo de fotografías accidentalmente en el 2018, cuando una mujer le pidió una sesión con un gallo y un cerdito. Después de varias sesiones fotografiando animales se enamoró de esta actividad y empezó a fotografiarlos profesionalmente e inició un interesante proyecto, tal como lo escribió en su página web:

“En mi trabajo, quiero mostrar la belleza de los animales y su similitud con las personas. Intento encontrar características comunes entre las personas y los animales para que los animales sean más respetados por las personas y las personas hagan todo lo posible para minimizar el daño que hacen a la naturaleza. Además, mis sesiones de fotos enfatizan la belleza de las personas, incluso si esta belleza no encaja en los estereotipos existentes”.






En una entrevista con Bored Panda, la fotógrafa de 30 años comentó sobre su labor: “El objetivo principal de mi trabajo es mostrar la belleza externa e interna de las personas y los animales. Intento lograrlo comparando sus apariencias. Por ejemplo, me gusta mucho fotografiar personas con albinismo con animales blancos, pelirrojas con animales pelirrojos”.

De esta manera, Anastasiya se preocupa de cada uno de los detalles de sus fotografías para que sean lo más estéticamente agradables posibles y que llamen la atención de las personas para que noten todas las características en común entre los humanos y los animales, ya que al mostrar que “una persona se parece a un animal, significa que es parte de la naturaleza y por lo tanto no puede ser juzgada o caracterizada como menos atractiva en función de sus características únicas”.






Bajo este concepto, Anastasiya busca la concientización y respeto por las personas que lucen diferente o que no encajan con los estereotipos y mencionó: “No llamarías feo a un zorro por las manchas en su cara ¿Verdad? Entonces, ¿Por qué una chica con vitíligo debería ser considerada fea?”. 

Sin duda una mujer muy talentosa.