Skip to content

Mujer transforma árbol muerto de 110 años en una mágica biblioteca

Cualquier persona puede tomar un libro y dejar otro de forma gratuita.

Sharalee Armitage Howard es una bibliotecaria estadounidense y creadora de una de las mini bibliotecas más asombrosas del mundo realizada dentro del tronco de un enorme árbol de 110 años que hubo que talar en el frente de su casa en Idaho, Estados Unidos.






Cuando parte del enorme árbol fue sacado, Sharalee decidió hacer un proyecto comunitario para que las personas de su vecindario puedan tomar de manera gratuita los libros e intercambiarlos libremente, como una manera de fomentar la lectura. Para esto, la bibliotecaria pensó en un diseño especial e implementó unos escalones de piedra marcando el camino hacia el árbol, colocó un techo, una gran puerta verde y luces exteriores e interiores.

Adicionalmente, Sharalee colocó estanterías en el interior y compró una ventana de vidrio antiguo que instaló en la puerta y un vecino electricista le ayudó para la instalación de las luces. Una vez terminada la mini biblioteca, la mujer que trabaja en la Biblioteca Pública de Coeur d’Alene en Idaho, puso varios de sus libros preferidos y así quedó todo listo para que sus vecinos puedan intercambiarlos.





 

Posteriormente, Sharalee hizo una publicación en su cuenta de Facebook con una fotografía para que las personas de su vecindario se enteraran de la mini biblioteca, pero lo que no se esperaba es que esta llamaría la atención no sólo de su comunidad, sino también de personas de todo el mundo y rápidamente la publicación se viralizó y fue compartida más de 100.000 veces.

Los internautas quedaron fascinados por el encantador chalet de libros de Sharalee y además su creación fue registrada en la organización sin fines de lucro “Little Free Library”, que se encarga de fomentar el amor por la lectura y el espíritu comunitario por medio del intercambio de libros. 






Por otra parte, así como la mini biblioteca de Sharalee, también existen más de 75.000 Little Free Libraries alrededor del mundo y aunque cada uno tiene su estilo particular, todos han sido realizados bajo la misma idea de ofrecer libros gratuitos e intercambiables, para que las personas puedan disfrutar de un buen libro.