Skip to content

Esta revolucionaria máquina crea piel nueva para los pacientes quemados

Tiene el potencial de ayudar a millones de personas que son víctimas de quemaduras en todo el mundo.

Cutiss Personalized Skin es una empresa suiza que ha desarrollado una revolucionaria máquina que da esperanza a las más de 11 millones de personas en el mundo que sufren de quemaduras graves cada año, a través de la generación de ‘hojas de piel’ que puede injertarse en grandes cantidades, utilizando una pequeña muestra proporcionada por el mismo paciente.






La empresa fue fundada en el 2017 por un grupo de científicos en el Hospital Infantil Universitario de Zúrich y la directora y cofundadora Dra. Daniela Marino explicó que “No es piel artificial, pero tampoco es exactamente piel natural. Para ser precisos, es un equivalente de tejido de piel producido por bioingeniería”. 

Para obtener las ‘hojas de piel’ los médicos necesitan una muestra de piel sana del tamaño de una moneda pequeña de un paciente con quemaduras y posteriormente ‘cultivan’ células cutáneas en un laboratorio y lo combinan con un hidrogel que sirve para producir la piel nueva, determinada ‘denovoSkin’. Además, este resultado tiene 1mm de grosor, que es equivalente al promedio natural de la dermis y la epidermis.





 


Cutiss Personalized Skin informó en su sitio web que pasaron la etapa de prototipo de laboratorio con éxito y en la actualidad están finalizado la segunda fase de sus ensayos clínicos. Por otra parte, la empresa mencionó que los injertos de denovoSkin se están aplicando en Suiza, la Unión Europea y en Estados Unidos, como un medicamento para tratar enfermedades raras, pero no más de dos por cada caso. 

Adicionalmente, Cutiss Personalized Skin mencionó en un comunicado que han obtenido autorizaciones especiales para el uso compasivo en los casos en que su tecnología puede “superar cualquier tratamiento médico actual para lesiones cutáneas grandes y profundas, con resultados potencialmente salvadores y transformadores”. 






De esta manera, varios pacientes con quemaduras graves ya se han beneficiado de los injertos de la empresa suiza, pero Cutiss Personalized Skin espera continuar con la fase 3 para demostrar la eficacia de su tecnología, con un mayor número de pacientes.

Finalmente, la Dra. Marino mencionó que aspiran a que su tecnología llegue al mercado antes del 2023 y puedan distribuirlos a todas las regiones para ayudar al mayor número de personas, con costos asequibles y no solo para los ricos. “Pensamos en esto desde el principio. Está claro que los países del sur experimentan muchos más dramas relacionados con las quemaduras, en parte, lamentablemente, debido a las guerras. Por el momento estamos produciendo a mano, con técnicos muy especializados, en salas esterilizadas, y todo eso cuesta mucho. Pero la máquina nos permitirá reducir los precios considerablemente y hará que el tratamiento sea asequible incluso para los países en desarrollo”.