Skip to content

Experimento con ketamina demostró reducción de pensamientos suicidas en pacientes

Este nuevo experimento podría ayudar radicalmente a las personas con pensamientos suicidas.

Desafortunadamente los índices de suicidios han escalado en las últimas décadas en todo el mundo, pero un nuevo estudio realizado con ketamina podría ayudar a cambiar esas estadísticas.

La ketamina es un anestésico que fue descubierto en la década de 1950 y durante mucho tiempo ha sido catalogado como un tranquilizante para caballos o como una droga ilícita para fiestas. Sin embargo, un nuevo estudio mostró efectos positivos con una drástica reducción de ideas suicidas en pacientes con pensamientos suicidas crónicos.

Los resultados de este nuevo estudio, se suman a otras investigaciones que le han dado una nueva reputación a la ketamina puesto que varios científicos han demostrado efectos positivos en personas que experimentan problemas de salud mental como la depresión severa y aunque aún se está investigando los mecanismos de funcionamiento de estos efectos, la FDA aprobó en el 2019, el uso de un aerosol nasal a base de ketamina para pacientes con depresión.






Los investigadores también han descubierto que la ketamina puede reducir significativa y rápidamente la ideación suicida en personas que experimentan esos pensamientos, lo cual da una ventaja en comparación con los antidepresivos tradicionales que en muchas ocasiones no logran tener los mismos resultados.

A pesar de que los resultados de los estudios del uso de la ketamina han sido positivos, los científicos han manifestado que aún se requiere más investigación para determinar la eficacia de esta sustancia para reducir los pensamientos suicidas, ya que la mayoría de los experimentos que se han realizado se administró la ketamina por vía intravenosa, y aunque es un método viable también es costoso e invasivo y en algunas ocasiones también podría generar complicaciones para implementarse.






Por otra parte, una investigación realizada por la Universidad de la Costa del Sol en Australia optó por un método más sencillo y económico, tal como lo describen en el estudio: “Una forma oral de ketamina que se puede administrar con facilidad y potencialmente con mayor frecuencia, es una opción atractiva para el tratamiento de la ideación suicida”.

Los investigadores de la Universidad de la Costa del Sol realizaron un ensayo con 32 pacientes adultos quienes recibieron dosis leves y sub anestésicas de ketamina oral durante seis semanas y según explicó el psiquiatra Adem Can, líder del estudio: “Estos pacientes habían vivido con tendencias suicidas durante mucho tiempo y presentaban una variedad de afecciones psiquiátricas, incluídos trastornos del estado de ánimo, ansiedad y personalidad, y muchos de ellos habían perdido la esperanza de recuperación”.






Sin embargo, Can explicó que “En promedio, los pacientes experimentaron una reducción significativa en la ideación suicida, desde un nivel alto antes del ensayo, hasta por debajo del umbral clínico en la semana seis del ensayo”. 

Esta investigación representa un importante avance médico que podría generar grandes beneficios en el futuro, tras completar los estudios y corroborar la eficacia del uso de este medicamento.