Skip to content

La vacuna contra la demencia podría estar lista en el 2022

Este importante avance, podría ayudar a millones de personas mayores en todo el mundo. 

A finales del 2019 un grupo de científicos de la Universidad de Flinders liderado por el Profesor Nikolai Petrovsky anunciaron que a raíz del éxito de los ensayos clínicos en ratones, la vacuna para la demencia en la que han estado trabajando por más de 20 años, podría estar lista para empezar a administrarse en ensayos clínicos en humanos a partir de mediados del 2021 o principios del 2022.





 

Ante esto, el Profesor Petrovsky comentó en una entrevista para ABC Australia, “Nosotros fuimos capaces de prevenir la pérdida de la memoria en los ratones y obviamente el siguiente paso es hacerlo en los ensayos clínicos en humanos y esperamos que este sea el gran avance de la próxima década, si podemos hacer que los ensayos en humanos funcionen”.

Este importante avance se está desarrollando en Estados Unidos gracias al Profesor Petrovsky, al Instituto para la Medicina Molecular y por la Universidad de California quienes en conjunto están liderando la investigación.





 

El Profesor Petrovsky también mencionó que “Actualmente, consideramos que la enfermedad del Alzheimer es causada por la acumulación de grupos anormales de proteínas en el cerebro” y agregó una analogía de este problema ya que “Es como si atacaran el sistema, como cuando las tuberías se tapan y no funcionan tan bien. Lo mismo ocurre con el cerebro cuando tienes Alzheimer, tienes estas acumulaciones de grupos de proteínas entre las células del cerebro y ellas empiezan a interferir con la comunicación entre las células cerebrales”.

De esta manera, “Con la vacuna, lo que estamos haciendo es lograr que el sistema inmunológico produzca anticuerpos que puedan reconocer esos grupos anormales de proteínas y que realmente los saquen del sistema y los descompongan”.





 

Con todo este conocimiento, la vacuna estaría diseñada tanto para prevenir como para tratar la demencia. Lo cual significaría un gran avance de la medicina con un enorme potencial para ayudar a millones de personas de la tercera edad alrededor del mundo.