Skip to content

Científicos crean baldosas de terracota impresas en 3D para repoblar corales

Esta alternativa puede ayudar a la restauración de arrecifes de coral en todo el mundo.

En las últimas décadas los arrecifes de coral han sufrido las consecuencias del cambio climático de manera acelerada, con afectaciones en todo el mundo por los gases de efecto invernadero, la acumulación de plásticos y la acidificación de los océanos por la pesca con explosivos, pesca con cianuro para acuarios y por la contaminación del agua.






Ante esta alarmante situación, un equipo de científicos marinos y arquitectos de la Universidad de Hong Kong decidió desarrollar un método de restauración de arrecifes, utilizando una impresora en 3D para hacer baldosas de arrecife de terracota en forma de hexágonos que colocaron en el fondo marino de la bahía de Hoi Ha Wan, ya que además de todos los problemas ambientales, en el 2018 un super tifón destruyó el 80% de los corales en esa bahía.

De esta manera, los científicos han empezado a implementar sus baldosas de arrecife en la bahía de Hong Kong, en varios países del Caribe, en Francia y en las Maldivas, donde han desarrollado el arrecife impreso en 3D más grande del mundo.






Adicionalmente, las baldosas de terracota en 3D se están convirtiendo en una alternativa esperanzadora, ya que tienen un diseño de varias capas, utilizando biomimetismo para poder replicar la geometría de un coral cerebro y no interferir con los patrones de crecimiento de los corales reales, tal como lo explicó Christian Lange, profesor asociado de arquitectura de la Universidad de Hong Kong y líder de su laboratorio de fabricación robótica, en una entrevista con el medio The Guardian: 

“La capa superior se basa en un enfoque biomimético y sirve como el espacio principal para unir los fragmentos de coral. Diseñamos esta parte para que los biólogos marinos puedan insertar las diferentes especies de coral en seis áreas designadas”.






Por otra parte, aunque otros científicos están utilizando métodos similares en 3D para ayudar a la restauración de los arrecifes, el material que utilizan es el concreto y para su fabricación se generan enormes cantidades de emisiones de CO2 y además, al colocarse en el mar afectan a otras especies marinas porque mantienen un valor de pH muy alto. 

Ante esta problemática, los científicos de la Universidad de Hong Kong consideran que el uso de baldosas de terracota son una alternativa más viable puesto que este material es similar al carbonato de calcio que se encuentra en los arrecifes de coral naturales y según sus estimaciones, eventualmente las baldosas de terracota se erosionarán y en unas décadas desaparecerán, dejando únicamente a los nuevos corales.

Sin duda un importante esfuerzo para ayudar a los arrecifes de coral.