Skip to content

Científicos convierten agua de mar en potable con luz solar en solo 30 minutos

Este nuevo método es una alternativa mas sustentable de transformación del agua de mar a potable. 

La revista ‘Nature Sustainability’ publicó un importante avance realizado por un grupo de investigación global que logró transformar exitosamente el agua de mar, en agua potable.

Los investigadores utilizaron marcos de metal orgánicos (MOF) y también luz solar y en menos de 30 minutos lograron obtener agua potable limpia y segura. Gracias a que consiguieron filtrar las partículas dañinas del agua de mar y generaron 139.5 litros de agua limpia por kilogramos de MOF por día.





 

Este descubrimiento es un gran avance ya que en comparación a otras opciones de desalación que se realizan en la actualidad, este nuevo método es más sustentable. 

Otra característica importante es que el agua potable que obtuvieron es totalmente segura, ya que lograron tener un sólido disuelto total (TDS) de <500 partes por millón, y el rango establecido por la Organización Mundial de la Salud de un TDS de <600 ppm, por lo tanto es considerada agua potable de muy buena calidad.





 

El grupo de investigadores estuvo dirigido por Huanting Wang de la Universidad de Monash en Australia quien explicó sobre la importancia de estos estudios: “La desalinización se utilizó para abordar la escasez de agua en todo el mundo. Debido a la disponibilidad de agua salobre y de mar, y debido a que los procesos de desalinización son confiables, el agua tratada puede integrarse dentro de los sistemas acústicos existentes con riesgos mínimos para la salud”.

Bajo esta perspectiva, el Profesor Wang y su equipo se propusieron encontrar un método que sea más eficiente, tal como lo detalló para Nature Sustainability: “La luz solar es la fuente de energía más abundante y renovable en la Tierra. Nuestro desarrollo de un nuevo proceso de desalinización por absorción mediante el uso de la luz solar para la regeneración proporciona una solución de desalinización eficiente en cuanto a la energía y sostenible desde el punto de vista ambiental”.





 

Sin duda, este importante avance científico genera esperanza ante la potencial escasez de agua global.