Skip to content

Científicos identifican nueva especie de felino gigante con dientes de sable

Era tan grande que cazaba rinocerontes en América del Norte.

Un grupo de científicos logró identificar una nueva especie de felino gigante con dientes de sable, nombrado Machairodus lahayishupup, que vivió en los espacios abiertos de Norteamérica entre 5 y 9 millones de años atrás.






Los especialistas utilizaron técnicas detalladas de comparación de fósiles e identificaron al M. lahayishupup, uno de los felinos más grandes jamás descubierto, que tuvo una masa corporal de aproximadamente 274 kilogramos (604 libras) e incluso mayor. Además, los paleontólogos manifestaron que esta especie es un antiguo pariente del reconocido tigre de dientes de sable.

Por su parte, el paleobiólogo John Orcutt de la Universidad de Gonzaga mencionó que a partir de la identificación de los huesos de un felino muy grande “Terminamos descubriendo espécimen tras espécimen de este felino gigante en diferentes museos del oeste de Norteamérica”. 






Posteriormente, los investigadores comenzaron a analizar la edad, el tamaño y la anatomía de aquellos huesos y utilizaron imágenes digitales y un software especializado para encontrar similitudes entre ellos y también para compararlos con otras especies de felinos. Gracias a estos puntos de referencia, los investigadores se dieron cuenta que eran del mismo felino gigante y que este felino no había sido identificado anteriormente. 

Por otra parte, los científicos mencionaron que los antebrazos de los M. lahayishupup eran cruciales para poder cazar a sus presas, ya que durante su investigación compararon el tamaño del húmero de este felino con los de los leones de la actualidad y descubrieron que el del M. lahayishupup era aproximadamente 1.4 veces el tamaño del mismo hueso de los leones. De esta manera, los científicos concluyeron que el felino de dientes de sable fue realmente fuerte y poderoso.






Al respecto, el paleontólogo Jonathan Calede de la Universidad Estatal de Ohio expresó “creemos que se trataba de animales que habitualmente acababan con animales del tamaño de un bisonte”. Y agregó que el M. lahayishupup fue “por mucho, el gato más grande vivo en ese momento”.

Finalmente, los investigadores mencionaron que es probable que la alimentación de los M. lahayishupup estaba basada en rinocerontes, los cuales eran muy abundantes en ese período y también creen que se alimentaba de camellos y perezosos, los cuales eran significativamente más grandes que los que existen en la actualidad.