Skip to content

Datos reales sobre la variante ómicron que te harán sentir a salvo

¿Es realmente tan peligrosa? ¿Cuáles son los síntomas? ¿Volveremos al encierro?

Seguramente para este punto de la vida, ya estás más que acostumbrado a vivir y sobrellevar la pandemia de Covid-19, el virus que sacudió al mundo y nos dejó encerrados por casi ya tres años.

Aunque las restricciones sobre Covid-19 han disminuido considerablemente, no ha dejado que los países, el turismo e incluso la economía local se recupere completamente.





Después de casi tres años de confinamiento veíamos la luz al final del túnel, sin embargo una nueva variante del SARS-CoV-2 se ha descubierto en Sudáfrica y nos ha dejado a todos atónitos y un poco alarmados pues no sabemos si habrá otro confinamiento o si la economía soportará otro golpe como lo fue el Covid-19.

Por esta y mil razones más hemos decidido crear una nota que te sacará de más de una duda y te hará dormir más tranquilo e informado.

Ómicron ¿es realmente peligroso?





La variante salió de Sudáfrica y se caracteriza por un gran número de mutaciones, 55 de ella en el genoma y 32 en la proteína S o también conocida como espícula.

Muchos países ya han cerrado el trafico aéreo con Sudáfrica y la OMS ha elevado la categoría a ‘’variante preocupante’’.

La secuencia genómica de la variante muestra 55 mutaciones respecto al virus original de Wuhan, de las cuales 32 están situadas en la proteína S, la más importante por su papel en la infección de las células y la respuesta inmunitaria.

Sin embargo se han detectado muchas mutaciones previas en variantes de preocupación o de interés, tales como las mutaciones N501Y, T95I, T478 y G142D (todas delta). Esta acumulación de mutaciones con efectos conocidos ya es un motivo de ‘’preocupación’’, sin embargo todavía se deben realizar los experimentos pertinentes para demostrar sus efectos cuando se encuentran simultáneamente.





Por esta razón, hasta que no se dispongan de resultados de laboratorio y datos epidemiológicos, así como e vigilancia genómica que nos demuestre una mayor transmisibilidad o mayores posibilidades de escape, no es razonable pasar de vigilancia a alerta y menos aún, a alarma.

La razón por la que la OMS la declaró como ‘’Variante de preocupación’’ es por que puede estar asociada a un mayor riesgo de infección, sin embargo aun carecemos de información que respalde tal aclaración.

¿Por qué estamos hablando de ella?





Las señales de alerta se han disparado debido al rápido aumento de casos detectados en Sudáfrica con esta variante. Sin embargo no es novedad que una nueva variante sea detectada en este país, puesto que tiene mejor sistema de vigilancia genómica del SARS-CoV-2, como casi todos los países africanos en donde las vacunas no han progresado al igual que en el resto del mundo.

Debido a su alta vigilancia es que se pudo detectar con rapidez la secuencia del virus responsable del brote de covid-19 en la provincia de Gauteng, con incidencia acumulada baja de infección con 10 casos por 100,000 habitantes.

Aunque la respuesta no es definitiva, la principal sospecha es que Ómicron ha evolucionado en un paciente con un sistema inmunitario debilitado infectado durante un periodo prolongado de tiempo, al cabo del cual se ha transmitido a otras personas en una cadena que NO es desconocida por ahora.

¿Qué hacer frente a la nueva variante?





Por el momento, la respuesta permanece clara, utilizar las herramientas que nos ha dejado el covid-19.

  • Vacunarte
  • Utilizar mascarillas en lugares públicos
  • Mantener tu sana distancia
  • Ventilar recintos cerrados
  • Lavar tus manos constantemente

Actualmente lo ideal es reducir al máximo la exposición y circulación del virus, así como aumentar la población inmunizada en todos los países, limitando la oportunidad de que otras mutaciones aparezcan.

¿Cómo saber si tengo? ¿Qué síntomas podría presentar?

De acuerdo con la doctora Angelique Coetzee, presidenta de la Asociación Médica de Sudáfrica, los pacientes contagiados con la variante ómicron, han presentado síntomas muy leves y ninguno ha sido hospitalizado aún.

Entre los síntomas destacados se encuentran:

  1. Dolor de cabeza
  2. Picazón en la garganta leve

¿Tendremos que entrar a otro confinamiento?

Aunque el cierre de viajes de Sudáfrica hacia Reino Unido, Estados Unidos e Israel se vió como algo precipitado, es probable que no digamos lo mismo en dos semanas.

Sin embargo es probable que dicha variante ya se encuentre circulando en los países que adoptaron las restricciones de viaje.

Desde su identificación, un número creciente de países han reportado casos de ómicron, tales como Alemania, Reino Unido, Bélgica, Países Bajos e Italia.





Sin embargo es poco probable que volvamos a entrar en confinamiento, ya que las variantes ómicron, delta, alfa, gama y el virus original, todos se previenen de la misma manera.

Manteniendo distancia, higiene, el uso de cubrebocas, así como el evitar salir de no ser por asuntos de primera necesidad.

Es realmente prematuro saber qué sucederá con esta variante, sin embargo, la aparición de nuevas variantes es un fenómeno que seguiremos viendo de manera cíclica y si alguna se convierte en la variante más exitosa, podríamos ver otra pandemia, mientras tanto las reglas son las mismas.