Skip to content

Investigadores irlandeses desarrollan robot que utiliza luz ultravioleta para matar virus, bacterias y gérmenes

El robot irradia luz para eliminar virus, bacterias y otros gérmenes dañinos en el suelo de hospitales y otras superficies.

Akara Robotics, fundada en Trinity College, creo a un robot llamado Violet, el cual está comprobado clínicamente que mata virus y puede desinfectar una habitación de hospital completa en la mitad de tiempo que llevaría hacer la misma tarea utilizando enfoques convencionales de ‘’limpieza profunda’’.

La larga luz tubular se parece a una que se puede ver en un almacén o fábrica, pero flota alrededor de la habitación como si un sable láser Jedi estuviera montado en una aspiradora Roomba.

Los poderes de Violet provienen de rayos UVC disparados a longitudes de onda muy cortas. Estos descomponen el ADN en los microbios y evitan que puedan replicarse y pueden detener la propagación de gérmenes, idealmente incluyendo COVID-19, aunque todavía están esperando los resultados de las pruebas del virus ahora infame para ver si el robot puede ser confiado oficialmente para quitarlo.





Muchas superficies, especialmente aquellas en varios equipos hospitalarios, deben lavarse a mano. El inventor Connor McGinn dice que su robot mejoraría en gran medida este proceso de limpieza, permitiendo que los hospitales que están inundados de pacientes limpien habitaciones y equipos sin ningún ser humano presente.

“Este sistema podría reducir la dependencia en el uso de soluciones químicas, que pueden ser efectivas pero requieren que las habitaciones estén desocupadas durante varias horas durante la esterilización, lo que las hace poco prácticas para muchas partes del hospital”, dijo McGinn en Twitter.





Si bien los rayos UV son perjudiciales para los humanos, por lo que no se pueden usar para esterilizar las manos u otras áreas de la piel, un sistema de inteligencia artificial a bordo apaga automáticamente la luz de Violet si detecta que alguien se ha movido frente a ella.

La pequeña empresa de solo 7 personas espera producir 50 unidades en las próximas semanas, con su primer robot posiblemente listo para el servicio en Semana Santa.





Si las estimaciones sobre la próxima curva COVID-19 son precisas, los hospitales necesitarán todas las innovaciones como esta, y el nuevo respirador eficiente inventado por James Dyson, para ayudar a “aplanar la curva” y evitar la propagación de COVID-19 dentro de los entornos hospitalarios.

“Estamos muy contentos con el progreso que estamos haciendo”, dijo McGinn al Irish Times.