Skip to content

La ciencia lo dice: leer en voz alta a los niños los hace más inteligentes y bondadosos

La lectura en voz alta tiene increíbles beneficios para los niños y es un hábito clave para que desarrollen mejor su cerebro.

Todos los buenos padres se preocupan por el futuro de sus hijos y tratan de educarlos para fomentar su inteligencia y adquieran habilidades para conseguir lo que deseen en la vida.

La creación de hábitos positivos desde pequeños tiene un impacto en como se desarrollan durante los primeros años de su vida. Un hábito clave para que un niño crezca inteligente y empático es la lectura en voz alta.

Todo lo que se debe hacer es leerle a sus hijos en voz alta de 10 a 15 minutos por día. No importa si el niño ya sabe leer, esta actividad crea reacciones en el cerebro que a la larga se convierte en un factor que incrementa la inteligencia.






Es fácil recordar como algunos de nuestros padres nos leían libros en voz alta antes de ir a dormir. Con el paso del tiempo, ese hábito se ha ido perdiendo y ahora son pocos los padres que leen cuentos o libros variados a sus hijos.

Tal vez no conozcas los beneficios que tiene la lectura para los niños, es por eso que ahora te explicaremos lo positivo de crear este hábito y como afecta en su vida.

Al leer en voz alta, los niños escuchan una variedad más amplia de palabras lo que le ayudará al momento de entrar al jardín de infantes. Las palabras que el niño aprende antes de entrar a una escuela determinan cuánto de lo que dice el maestro entenderá. La mayor parte de la instrucción durante los primeros cuatro años de escuela es oral, por lo que el niño que tiene un vocabulario más extenso entenderá más y le ayudará a desarrollarse mejor académicamente.






De acuerdo con un estudio publicado en 2015, una mayor exposición a la lectura en el hogar se asocia positivamente con la activación de áreas del cerebro que apoyan las imágenes mentales y la comprensión narrativa. Es decir, entre más le lean a los niños, más neuronas crecerán y se conectaran en su cerebro.

Cuando lee en voz alta, aumenta la capacidad de los niños para prestar atención y concentrarse, habilidades que son de gran ayuda para los niños en la escuela. Además, el estudio demuestra que la lectura en voz alta y los juegos desde el nacimiento hasta los 5 años, mejoran el desarrollo socioemocional de los niños.

Este hábito fomenta la construcción de un vínculo más fuerte con los niños ya que resalta la cercanía física y el vínculo emocional. Muchos niños y adultos mencionan que el recuerdo más especial que tienen con sus padres es haber pasado tiempo leyendo juntos. Compartir este tiempo juntos lleva a tener una conexión más fuerte entre padres e hijos y por ende, una mejor cooperación entre ambos.






Un estudio demostró que leer aumenta la capacidad de empatía de los niños. Al escuchar historias de ficción, el cerebro de los niños literalmente está viviendo indirectamente a través de los personajes a nivel neurobiológico, es decir, los niños se exponen a diferentes tipos de personas dándoles la capacidad de ponerse en su lugar mientras lees. Este es un factor muy importante dado que en el mundo que vivimos necesitamos cada vez más a gente empática.

El hábito de leer en voz alta a los pequeños ha demostrado tener un impacto positivo en su desarrollo cognitivo y emocional, aumentando así su inteligencia y sus habilidades interpersonales.

Ahora lo sabes, si tienes hijos pequeños o conoces a alguien con niños, la mejor manera de criar niños inteligente comienza en casa, con un hábito sencillo que cualquier padre puede implementar.