Skip to content

Arqueólogos encuentran una canoa maya casi intacta en un cenote en México

Según los primeros estudios se cree que la canoa tiene más de 1.000 años de antigüedad y fue hallada en un muy buen estado de conservación.

Un grupo de especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrió una impresionante canoa maya prehispánica casi intacta en un cenote de Izamal en el estado de Yucatán, al sur de México y este hallazgo se realizó durante una expedición de salvamento arqueológico, puesto que esa zona es parte de la construcción del Tren Maya. 





 

Helena Barba Meinecke, titular de la Oficina Península de Yucatán de la Subdirección de Arqueología Subacuática (SAS), mencionó que “la relevancia radica en que es la primera canoa de este tipo que se encuentra completa y tan bien conservada en el área maya, habiendo también fragmentos de estas embarcaciones y remos en Quintana Roo, Guatemala y Belice”. 

Adicionalmente, el INAH precisó en un comunicado que cuando el grupo de especialistas empezaron a explorar el cenote observaron una marca en una cueva y “dentro se observó inicialmente un tronco de madera dura, mismo que tras su inspección denotó la presencia de cortes simétricos realizados para la creación de una cubierta sin bordas, lo cual hizo evidente que se trataba de una canoa tipo plataforma. Con 1.60 metros de eslora (largo), 80 centímetros de manga (ancho) y 40 centímetros de puntal (alto), la pequeña embarcación podría haberse empleado para la extracción de agua del cenote o para el depósito de ofrendas durante rituales”.





 

Por otra parte, Helena Barba Meinecke mencionó que según las características de esta canoa maya, pertenecería al período Clásico Terminal que corresponde a los años 830-950 d.C. Sin embargo, precisó que harán una nueva prospección a la canoa, “a fin de precisar su antigüedad mediante dendrocronología, análisis que sumarán el apoyo de la Universidad La Sorbona, de París, así como conocer exactamente de qué árbol es la madera”.

“También realizarán un pozo de sondeo en el sedimento que hay bajo la canoa, a fin de definir la estratigrafía del entorno y posibles elementos adicionales; lo mismo que estudios de fotogrametría para obtener un modelo 3D de la canoa, que ayude en su estudio y divulgación virtual y que facilite la creación de réplicas que puedan integrarse a museos se la región”, agregó.






De esta manera, esta canoa maya se suma a otros hallazgos encontrados en San Andrés, donde previamente se identificó una osamenta humana, cerámica, una pintura mural en el área de acceso, entre otros. “Es evidente que esta es una zona donde se realizaban ceremonias, no sólo por la alfarería intencionalmente fragmentada, sino también por los restos de carbón vegetal que indican su exposición al fuego”, agregaron los investigadores.