Skip to content

Encuentran restos humanos de 13 mil años de antigüedad en cenotes mexicanos

Investigación en cenote reveló como eran las tribus antiguas de América

Tulum es considerado uno de los sitios más interesantes de México por su impresionante belleza natural y también se ha convertido en uno de los sitios más intrigantes para los investigadores quienes desde hace 20 años han estudiado los dos ríos subterráneos que corren debajo de Tulum. 

Esos ríos subterráneos son considerados los más grandes del mundo y se denominan: Sac Actun (con 307 kilómetros de longitud) y Ox Bel Ha (con 235 kilómetros de longitud) y aunque gran parte de ellos no han sido explorados todavía, las investigaciones han empezado a arrojar información muy interesante de los pobladores más antiguos que existieron en América.





 

Los espeleobuzos expertos son los profesionales que se han encargado de sumergirse en la profundidad de los cenotes y han realizado hallazgos arqueológicos impresionantes.

Uno de estos, se trata de un cráneo, los dientes y una parte del esqueleto que perteneció a una adolescente de entre 15 a 17 años. Los investigadores la llamaron: Naia y es considerado uno de los esqueletos más antiguos y mejores conservados encontrados en el continente americano.

Según las investigaciones, Naia medía 1.50 metros con un peso aproximado de 50 kilos y en algún punto de su vida, dió a luz.

El hallazgo se dió en una red de cenotes que los investigadores denominan Hoyo Negro y ellos creen que probablemente murió en el cenote por un accidente.





 

También recalcaron que hace 13 mil años atrás los pobladores enfrentaban condiciones muy complejas por los peligros de los animales y además por las condiciones climáticas y la falta de alimento que los llevaba a ser nómadas.

Carmen Rojas, una investigadora del centro INAH del Estado de Quintana Roo comentó: “Las condiciones de vida eran muy amenazantes. Acechaban depredadores gigantes como el león americano, el tigre dientes de sable y el oso cara corta; a su vez las condiciones de salud eran más que precarias, los análisis de antropología física revelan infecciones, fracturas y enfermedades bucales, sin mencionar que el parto representaba un factor de alto riesgo para las mujeres”.





 

Adicionalmente, se han encontrado otros esqueletos como el de Ixchel, que se cree fue una mujer de aproximadamente 30 años que falleció por un accidente que le provocó fracturas en el cráneo. 

Además los investigadores precisaron que dentro de sus hallazgos notaron que los restos óseos presentan diferencias morfológicas y que demostraría que tuvieron orígenes distintos, como los asiáticos ligado a la migración a través del estero de Bering y también en otros casos, se demostró que los restos estaban relacionados a pobladores prehistóricos europeos.

Todos estos hallazgos, confirman el pensamiento que tuvieron los mayas al considerar que los cenotes son en definitiva una ventana al pasado.